Religión

Juego de niñas: descubriendo la feminidad, entre Damasco y Londres

Alif, baa, taa, thaa … ا, ب, ت, ث … Me senté allí mirando a mi padre mientras repasaba el alfabeto árabe una y otra vez en preparación para nuestro traslado a Damasco. Tenía ocho años y era ajena al Mundo Árabe, más allás de las historias que me contaba Baba [N.d.T.: arabismo para papá]. «¡Pronunciá: ‘خ ’!» me decía. «H», decía yo.

Leer Más

La Asociación Islámica China en el mundo árabe: el uso del poder blando islámico para promover el silencio sobre Xinjiang

Una de las características más llamativas de los discursos acerca del programa chino de detención masiva en la Región Autónoma Uigur de Xinjiang (RAUX) es el silencio de los gobiernos árabes. Qatar es el único país árabe que ha criticado el encarcelamiento de más de 1,5 millones de personas de las minorías musulmanas por parte del gobierno chino en lo que llama “campos de reeducación” [1]; mientras que, por el contrario, Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos (EAU) respaldaron el programa como parte de la política china de contraterrorismo [2].

Leer Más

Juego de niñas: descubriendo la feminidad, entre Damasco y Londres

Alif, baa, taa, thaa … ا, ب, ت, ث … Me senté allí mirando a mi padre mientras repasaba el alfabeto árabe una y otra vez en preparación para nuestro traslado a Damasco. Tenía ocho años y era ajena al Mundo Árabe, más allás de las historias que me contaba Baba [N.d.T.: arabismo para papá]. «¡Pronunciá: ‘خ ’!» me decía. «H», decía yo.

Leer Más

La Asociación Islámica China en el mundo árabe: el uso del poder blando islámico para promover el silencio sobre Xinjiang

Una de las características más llamativas de los discursos acerca del programa chino de detención masiva en la Región Autónoma Uigur de Xinjiang (RAUX) es el silencio de los gobiernos árabes. Qatar es el único país árabe que ha criticado el encarcelamiento de más de 1,5 millones de personas de las minorías musulmanas por parte del gobierno chino en lo que llama “campos de reeducación” [1]; mientras que, por el contrario, Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos (EAU) respaldaron el programa como parte de la política china de contraterrorismo [2].

Leer Más