Migración

‘Pequeñas Sirias’ en un gran mundo

Cuando éramos pequeños, las historias de Safar barlik, y de aquellos que dejaron nuestro pueblo hace mucho tiempo huyendo del hambre y buscando nuevas vidas, no eran más que historias que nos contaban nuestros abuelos.

De la Siria otomana a la Argentina, la historia de mi bisabuelo Mohammad

Mohammad y Amin se escabulleron a bordo del barco mercante atracado en el puerto de Beirut. Era 1913. Se acababan de convertir en polizones, Mohammad a los 17 años y Amin a los 14. Los chicos no serían descubiertos hasta después de que el barco hubiera llegado a alta mar. Según la historia, transmitida de generación en generación en mi familia, su corta edad evitó que los arrojaran por la borda después de que fueron descubiertos y confesaron su ‘crimen’. El viaje, sin embargo, no sería gratuito. Los dos jóvenes polizones sirios asistieron a la tripulación en las tareas diarias y, a medida que pasaban los días, el barco se acercaba cada vez más a su destino final: Buenos Aires, Argentina. Allí, Mohammad y Amin construirían un nuevo hogar a más de 12 mil kilómetros de donde habían partido.

Perdido en la literatura migrante keralense de la Península Árabe

No es inaudito en Kerala toparse con una mezquita construida durante la noche por los genios. Los caminantes que duermen en las mezquitas a menudo relatan haber oído a los genios invisibles haciendo sus abluciones por el estanque de la mezquita.

La producción de trigo en Siria: de la autosuficiencia a la importación

La crisis del trigo no es en modo alguno simplemente un predicamento de tiempos de guerra. La degradación ambiental fue un legado clave de la apuesta nacional por la autosuficiencia alimentaria en los años ochenta y noventa. En la década de 2000, una serie de desastres ambientales y la negligencia generalizada de los trabajadores agrícolas sirios precipitaron una aguda crisis que el gobierno sirio evitó a través de las importaciones.

Africanos árabes: migración e intercambio cultural en la costa swahili

A lo largo de su rica historia imperial, de comercio, migración, la costa de África oriental, desde Eritrea en el norte hasta Mozambique en el sur, desarrolló una identidad cultural, religiosa y demográfica única que la distingue del resto del continente africano.