Apartheid

Cómo Ben & Jerry’s expuso la fallida estrategia israelí anti boicot

La decisión de Ben & Jerry’s de suspender sus operaciones en Cisjordania resultó decisiva para los esfuerzos palestinos destinados a responsabilizar a Israel por su ocupación militar, su apartheid y sus crímenes de guerra. Al responder al llamamiento palestino a boicotear el apartheid israelí, el gigante de los helados asestó un golpe a los intentos de Tel Aviv de criminalizar y, en última instancia, poner fin a la campaña mundial de Boicot, Desinversión y Sanciones (BDS).

La declaración de B’Tselem: la guerra de Israel contra su propia sociedad civil

«Un régimen de supremacía judía desde el río Jordán hasta el mar Mediterráneo: Esto es el apartheid», es el título de un informe publicado el 12 de enero por el grupo de derechos israelíes B’Tselem. Independientemente de cómo se interpreten las conclusiones de B’Tselem, el informe es demoledor. La respuesta oficial israelí no hizo más que confirmar lo que la organización manifestó sin ambages.

Reflexiones sobre el Día Internacional de Solidaridad con el pueblo palestino

Gaza se encuentra bajo un bloqueo medieval y hermético desde 2006. Cuando apenas comenzaba, se le negó la entrada a la misión de investigación encabezada por el activista sudafricano anti-apartheid y Premio Nobel, Desmond Tutu. Su tarea era investigar la masacre de Beit Hanoun, donde un ataque aéreo israelí mató a 19 civiles, incluyendo mujeres y niños. En ese momento, Tutu declaró que la masacre israelí contra la población palestina en Gaza “tenía todas las características de los crímenes de guerra”.