Alemania

El aumento de la apostasía entre los jóvenes sirios

La revolución siria estuvo acompañada por un aumento en el fervor religioso y un exacerbado sentimiento popular, particularmente manifestados en lemas como “(el levantamiento) pertenece únicamente a Dios” y “nuestro líder solo será nuestro profeta Muhammad”.

La amistad en Qaryatayn iba más allá de la religión antes del Ejército Islámico

En la tranquila y remota ciudad de Qaryatayn, en la provincia de Homs, ubicada a lo largo de una ruta que cruza el desierto entre Damasco y Palmira, Abu Mohammad Farouq, dueño de una tienda, conoció al sacerdote siríaco católico Jack Murad hace 17 años. Farouq, que en ese momento tenía 33 años, acababa de regresar a Qaryatayn para volver a radicarse en su ciudad natal después de varios años trabajando en el extranjero, particularmente en Arabia Saudí. Una vez de regreso en Qaryatayn, abrió una modesta tienda que vendía materiales de construcción para mantener a su esposa y sus pequeños hijos.

Los refugiados sirios en el mercado laboral alemán

Tras el estallido de la revolución siria en 2011 y la brutal guerra civil que le siguió, una gran proporción de la población se vio obligada a huir del país. Según la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR), actualmente hay más de 6 millones de refugiados y solicitantes de asilo de nacionalidad siria repartidos por Jordania, Líbano, Turquía, Alemania, Suecia y más de 100 países en todo el mundo. De los innumerables desafíos que enfrentan en sus nuevos países, la integración económica es uno de los más difíciles. Esto es especialmente cierto en lugares con culturas, lenguajes y sistemas completamente nuevos.