Erdogan

Lo que revela un celular y su trípode: un Estado en crisis

nfiltrados, conocido como FETÖ, no lograron derribar el gobierno en el intento de golpe de Estado del 15 de julio de 2016. ¿Podrían un trípode y un teléfono celular derrocarlo? Para el jefe de la mafia turca, Sedat Peker, la respuesta es un rotundo sí.

Turquía: cuando el islamismo se une con el ultranacionalismo

Me encuentro leyendo las más valiosas contribuciones de Utku Balaban y Nihat Celik en un momento en que incendios masivos están quemando bosques en todo el país y en que el Gobierno del Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP, por su sigla en turco) está fallando en su respuesta. El valor de la lira turca está en caída libre, la pandemia no está bajo control, los sueños casi tangibles de adhesión a la Unión Europea fueron reemplazados por tensas relaciones con Europa y el país fue sacudido recientemente por las revelaciones de un jefe de la mafia que explicó cómo se utiliza habitualmente el aparato estatal para expropiar propiedades en beneficio de quienes están cerca de los círculos de poder.

La ley turca protege a los abusadores y niega a las mujeres el derecho a la justicia

Las organizaciones de derechos de las mujeres dicen que la tasa de femicidios se duplicó aproximadamente entre 2011 y 2019. En la raíz de esta violencia está la misoginia generalizada, pero el reciente aumento de incidentes es el resultado de políticas gubernamentales que no protegen los derechos de las mujeres y dejan a los perpetradores libres. El gobierno turco no publica estadísticas oficiales completas sobre la violencia de género, pero los monitores independientes revelan una realidad desgarradora. Casi 3.500 mujeres fueron asesinadas en Turquía desde 2008, según el sitio en línea Monument Counter que documenta los casos de violencia contra las mujeres y conmemora a sus víctimas. El sitio registró 66 muertes en 2008. Esa cifra está aumentando constantemente desde entonces y alcanzó un máximo de 421 muertes en 2019.

Las tradiciones intelectuales y la academia en Turquía: una entrevista con Evren Altınkas

Evren Altınkas es un académico turco, expulsado de su puesto académico por la administración de su universidad como consecuencia de su participación en las protestas del Parque Gezi de 2013. Con la ayuda de la iniciativa Scholar at Risk, pudo mudarse a Canadá en 2018 para continuar su carrera. Altınkas obtuvo su doctorado en la Universidad Dokuz Eylul en 2011. Su disertación analizó y comparó el desarrollo del concepto de intelectuales en Europa y en el estado otomano y Turquía. Altınkas es profesor adjunto en el Departamento de Historia de la Universidad de Guelph. Recibió la Beca Chevening para el año académico 1999-2000 y es miembro de la Academia Global de la Asociación de Estudios de Medio Oriente (MESA por sus siglas en inglés) para el año académico 2020-2021. Altınkas también es el recién nombrado editor de H-TURK.