Elecciones

Por qué Sudán aún no está fuera de peligro

En el momento más álgido de las protestas que acabaron derrocando a Omar Bashir, Sudán se convirtió en un inesperado faro de esperanza en una región plagada de enconados fracasos de democratización tras los levantamientos árabes de 2011. El estancamiento de los procesos políticos, la guerra civil y los movimientos contrarrevolucionarios ahogaron las esperanzas de los árabes para liberarse por fin de décadas de autoritarismo.

¡Gracias Trump por un Irán extremista!

En 2018, Trump se retiró unilateralmente del acuerdo nuclear con Irán de 2015 (Plan de Acción Integral Conjunto o PAIC) y volvió a imponer duras sanciones económicas a la República Islámica. Irán no había violado los términos del PAIC. Trump simplemente quería forzar más concesiones a sus líderes, o incluso crear suficiente aflicción económica para provocar un cambio de régimen.

Israel continúa su camino hacia la derecha

Las noches de las elecciones israelíes no son para débiles del corazón. Tampoco lo son para cualquiera que quiera conocer el carácter del próximo gobierno al final de la jornada, mucho menos para disfrutar de una buena noche de sueño.

Naftali Bennett: datos breves

Nacido de padre y madre estadounidenses que emigraron de San Francisco a Israel en 1967, Bennett es un ultranacionalista de extrema derecha que se opone firmemente a la existencia de un Estado palestino o a la autodeterminación de cualquier tipo en Palestina-Israel.

El movimiento de protesta iraquí inspira nuevos partidos políticos

El fenómeno de los grupos que aprenden a movilizarse y a participar en las elecciones no se limita a los manifestantes recientes. De hecho, es un proceso continuo con el que Irak lidia desde el derrocamiento de la dictadura anterior, que limitó severamente el compromiso cívico y la movilización fuera del Partido Baas.

La trampa de la inacción: parálisis y negación en la política libanesa

El sábado se cumplen 100 días desde que el Primer Ministro designado, Saad Hariri, consiguiera una nominación por mayoría ajustada para formar un nuevo gabinete, el cuarto en 11 años. En octubre de 2019, las protestas callejeras obligaron a su gobierno de «unidad nacional» a dimitir. Su regreso, un año después, fue motivo de desilusión entre los manifestantes y una señal de que la política de siempre, en su carácter confabulador e ineficiente, estaba ahí para quedarse.