El primer auto eléctrico marroquí: victoria europea sobre China

Por Michaël Tanchum para Middle East Institute

Vehículo Eléctrico. [Thomas Hawk,Creative Commons]

En una primicia para la industria automotriz del Norte de África, el fabricante alemán OPEL pronto comenzará a producir vehículos eléctricos en Marruecos. La fabricación tendrá lugar en Kenitra, superando el plan chino en el vecino país de Egipto, lo que le da a la industria local una importante ventaja: ser pionera.

[Se prohíbe expresamente la reproducción total o parcial, por cualquier medio, del contenido de esta web sin autorización expresa y por escrito de El Intérprete Digital]

Por otra parte, la medida también representa una ganancia estratégica para la fabricación de automóviles europea sobre China. Como puerta de entrada a África Occidental, Marruecos proporciona a OPEL y a su empresa matriz Stellantis una base de producción cercana para la eventual exportación rentable de sus modelos eléctricos a mercados en rápida expansión dentro de la zona subsahariana.

Haciendo un breve repaso de lo acontecido, el 25 de agosto, Stellantis anunció que su filial alemana de fabricación de automóviles, OPEL, comenzaría a producción sus vehículos eléctricos (EV) en Marruecos. El modelo Rocks-e, una versión mejorada del micro coche Ami EV de Citröen, será el primer automóvil de pasajeros totalmente eléctrico en el norte de África.

Como se mencionó con anterioridad, OPEL producirá los autos en Kenitra, planta de su empresa hermana Peugeot, la cual, abrió en 2019 antes de la fusión en 2021 de ambas compañías (OPEL Groupe PSA con Fiat Chrysler) para formar el conglomerado multinacional Stellantis.

El nuevo vehículo eléctrico biplaza de OPEL también es un hito en el desarrollo de productos en Marruecos, ya que el modelo Rocks-e se planeó en el Centro Técnico local (MTC) en Casablanca, el laboratorio de I+D fundado por Groupe PSA. 

Si bien este tipo de vehículo puede costar más que sus contrapartes de motor a combustión interna (ICE), el diseño mejorado de MTC ayudó a OPEL a minimizar los costos de producción para reducir el precio de venta a solo USD 7000. 

Diseñado como una solución de movilidad urbana libre de carbono, OPEN busca comercializar inicialmente el Rocks-e en las principales ciudades europeas, haciendo que este disponible para pedidos en Alemania a partir del otoño de 2021 y luego en otros mercados durante 2022.

El inicio de la producción de vehículos eléctricos en Marruecos representa una respuesta rápida del mercado tras la convocatoria de julio de 2021 de la Comisión Europea para eliminar, gradualmente, todos los modelos ICE en el territorio europeo para 2035 como pieza central del Pacto Verde del Bloque.

Varios países del norte de Europa tomaron el asunto con sus propias manos, adoptando medidas que exigían que todos los automóviles generaran cero emisiones para 2030. Sin embargo, el advenimiento de la producción en Marruecos no fue del todo inesperada. Como se señaló en una publicación previa de MEI (Middle East Institute), la reciente inauguración del fabricante europeo de semiconductores STMicroelectronics de una línea de producción de microchips en su planta de Bouskoura en las afueras de Casablanca, puso al país en la vía rápida para albergar la industria de EV.

China y Egipto: asociación para la producción de vehículos eléctricos

Con capacidad para producir más de 700.000 vehículos al año, la industria de Marruecos es líder indiscutible del Norte de África. Sin embargo, antes del anuncio de OPEL, Egipto estaba preparado para convertirse en el primer productor de modelos EV en la región y, por lo tanto, emerger como un centro clave.

En un gran avance para El Cairo, el fabricante chino Dongfeng firmó un acuerdo marco en enero de 2021 con la moribunda empresa estatal egipcia El Nasr Automative Manufacturing Company para producir conjuntamente vehículos eléctricos. Uno de los “Cuatros Grandes” de la industria automotriz china, vendió 1,13 millones en sus modelos en 2020. El acuerdo firmado entre ambas compañías (Nasr tuvo las instalaciones inactivas durante 11 años), exige que el 55% de los componentes se fabriquen localmente.

Dongfeng y Nasr realizaron pruebas técnicas en el modelo E70 del fabricante chino durante el verano de 2021 para determinar las modificaciones de diseño requeridas por las condiciones de conducción egipcias. 

La empresa conjunta chino-egipcia planea vender el nuevo modelo en Egipto y en los mercados regionales como Nasr E70. Con el objetivo de una capacidad de producción anual de 25.000 autos eléctricos en las instalaciones locales, está programada para comenzar a mediados de 2022. 

En contraste con el enfoque de OPEL, el Nasr E70 tendrá un precio de $ 18.600, lo que probablemente hará que el gobierno egipcio y las flotas corporativas, así como los taxis, sean su mercado inicial.

Europa mantiene el liderazgo en la cadena de fabricación de automóviles marroquíes

Al impulsar la entrada de Marruecos en la fabricación de vehículos eléctricos, la producción de OPEL también ayuda a preservar la posición de liderazgo de Europa en la cadena de valor de la fabricación automotriz de Marruecos, originalmente formada por el establecimiento de las plantas de fabricación de Groupe Renault y Groupe PSA, junto con los aproximadamente 200 proveedores internacionales que operan sus propias instalaciones locales. 

Entre los proveedores que se integraron en la cadena de valor liderada por Europa se encuentran empresas chinas como CITIC Dicastal, que abrió una planta de 400 millones de dólares en Kenitra para suministrar componentes de fundición de aluminio a la fábrica de Peugeot.

En 2017, el fabricante de vehículos eléctricos de China, BYD Auto, firmó un acuerdo para construir su propia planta de producción Marruecos, aspirando a convertirse en el tercer fabricante del país. Pero el intento chino de crear una cadena de valor independiente en Marruecos se vio envuelto en retrasos y el resultado sigue siendo incierto. 

Una carrera exitosa para OPEL probablemente estimularía la producción de marcas de vehículos eléctricos propiedad de Peugeot o Renault. Peugeot ya fabrica su ICE, Peugeot 208 hatchback de 5 puertas en Kenitra y podría cambiar con relativa facilidad a producir el modelo e-208 totalmente eléctrico que utiliza el mismo chasis. 

En junio de 2021, Renault firmó un acuerdo de cooperación estratégica con STMicroelectronics para el suministro de semiconductores de potencia avanzados para vehículos eléctricos e híbridos, lo que plantea la posibilidad de que la producción de chips de automóviles marroquí pueda eventualmente suministrar la fabricación de modelos de vehículos eléctricos en las plantas de Renault en Marruecos.

Marruecos: puerta de entrada para vehículos eléctricos a África Occidental

La competencia cada vez más intensa entre las naciones del norte de África, especialmente, Marruecos y Egipto, junto con sus socios de fabricación extranjeros para consolidar la producción de vehículos eléctricos, también se deriva de la posición de la región como puerta de entrada a los mercados de automóviles en rápida expansión en el África subsahariana, denominada por Bloomberg News como la “última frontera para los fabricantes de automóviles en la búsqueda del crecimiento”. 

Aunque inicialmente se comercializa en Europa, la línea de producción de OPEL en Marruecos podría vender el asequible modelo Rocks-e en los mercados de África occidental, cuyo mayor premio es Nigeria, el país más poblado de África con una población en edad de conducir de aproximadamente 99 millones. 

En 2019, Nigeria importó 1.3 millones de vehículos, pero ensambló solo 14.000 vehículos localmente por año. Con su pequeño tamaño y cable de carga incorporado, el Rocks-e de Opel ofrece opciones de carga en cualquier lugar que lo hacen atractivo para los servicios de viajes compartidos basados ​​en teléfonos móviles que se están convirtiendo cada vez más en el modo líder de adopción por parte de los consumidores en Nigeria y otros países de África subsahariana. mercados de automóviles.

La producción de automóviles eléctricos en Marruecos, pionera en el norte de África, podría proporcionar al reino y a sus socios europeos la ventaja de moverse con liderazgo en los mercados con rápida urbanización de la áfrica subsahariana.

[Se prohíbe expresamente la reproducción total o parcial, por cualquier medio, del contenido de esta web sin autorización expresa y por escrito de El Intérprete Digital].

Michaël Tanchum- Miembro No Residente del Programa Economía y Energía del Middle East Institute. Profesor en la Universidad de Navarra e investigador principal del Instituto Austríaco de Política Europea y Seguridad (AIES). Miembro Invitado del Programa África del Consejo Europeo de Relaciones Exteriores (ECFR).

N.d.T.: El artículo original fue publicado por Middle East Institute el 3 de septiembre de 2021.