Con el pretexto de ser utilizados, el régimen sirio se apodera de los mercados de Homs

Por Hadeel Al Rawabdeh para Syria Direct

Mercado Antiguo de Homs, Siria. [H.Usa/Creative Commons]

“Quiero limpiarla e instalar una puerta hasta que tenga el dinero para abrirla”, expresó Abu Ahmad —seudónimo— desde su tienda en el mercado de Noura en el centro de la ciudad de Homs —Siria—. Por el momento, su prioridad, señaló a Syria Direct, es cumplir con las órdenes del ayuntamiento.

[Se prohíbe expresamente la reproducción total o parcial, por cualquier medio, del contenido de esta web sin autorización expresa y por escrito de El Intérprete Digital]

El 15 de noviembre, el Ayuntamiento de Homs emitió un aviso a los comerciantes en el mercado de Noura para que comenzaran a rehabilitar y “reutilizar sus tiendas”, dentro de dos meses “bajo pena de procedimientos legales según las leyes y regulaciones aplicables”. Noura, como muchos otros mercados en la parte antigua de Homs, fueron destruidos o abandonados como resultado de la guerra.

Una copia del aviso emitido por el Ayuntamiento de Homs exigiendo a los comerciantes del mercado de Noura que rehabiliten y reutilicen sus tiendas en un plazo de dos meses (Syria Direct).

La ley es lo menos importante

Como muchos otros comerciantes de Noura, Abu Ahmad, de 65 años, no entendía lo que se quería decir con “procedimientos legales”. La frase es vaga y poco clara, indicó. Pero según una fuente de la Cámara de Comercio local citada por el periódico pro-régimen Al Watan, el incumplimiento significa que el ayuntamiento reabrirá las tiendas en el mercado.

Esto obligó a Abu Ahmad a pedir prestado dinero a un pariente en el extranjero para pagar los costos iniciales de reparación de SYP —libra siria— 5 millones. Pero utilizar la tienda que posee requiere SYP 20 millones adicionales, mientras que sólo tiene suficiente dinero para comprar productos para el puesto móvil del que él y su familia dependen actualmente para ganarse la vida.

El 17 de enero, el Ayuntamiento de Homs emitió un nuevo aviso, “basado en las peticiones de los dueños de las tiendas para que se les otorgue tiempo adicional”. Si bien extendió el plazo, fue más allá del mercado de Noura para aplicarse a todas las tiendas y oficinas del centro de la ciudad, requiriendo que los propietarios las rehabiliten y utilicen en un plazo de dos meses.

Una copia del segundo aviso emitido por el Ayuntamiento de Homs exigiendo que las tiendas y oficinas en el centro de la ciudad sean rehabilitadas y utilizadas en un plazo de dos meses (Syria Direct).

Según la página oficial del Ayuntamiento en Facebook, más de 234 tiendas estaban siendo reparadas para ser utilizadas después de emitir los avisos. Pero los comentarios de los residentes de la ciudad en la página revelan enojo por el hecho de que el ayuntamiento recurra al “lenguaje de advertencias y amenazas para los comerciantes en lugar de motivarlos con exenciones fiscales, proporcionar electricidad y reparar las carreteras”, escribió un usuario. Otro pidió “proporcionar dinero en efectivo a un comerciante antes de amenazarlo”.

Más importante aún, “no hay ningún artículo legal que obligue a los propietarios de las tiendas a abrirlas, ni pueden ser privados de su propiedad por no hacerlo”, indicó Muhammad Al Joujah, abogado sirio que vive en Turquía.

Los avisos carecen de base legal siempre que no existan “decretos ejecutivos o legislativos que incluyan disposiciones legales claras” que autoricen el contenido de las advertencias, expresó Al Joujah. 

Agregó que están redactados de manera opaca y amplia para “intimidar y aterrorizar a los ciudadanos con el fin de activar los mercados del centro de la ciudad y retratar la vida como si hubiera vuelto a la normalidad en las áreas controladas por el régimen. Mientras tanto,  las rentas que se acumularon para quienes tienen tiendas y dotaciones —propiedades— deben ser objeto de discusión y negociación. Esto sucede, especialmente, porque no se beneficiaron de —tiendas y oficinas— debido a la guerra y no están listas para recibir clientes o comerciantes mismos”.

Círculos y avisos en las paredes

Cinco años después de mudarse al barrio de Karm Al Shami, Abu Azmi —seudónimo—, de 50 años, se vio obligado a regresar a su tienda cerca del Mercado Cubierto. Sin embargo, el área y las carreteras que conducen a él no están reparadas, y los clientes, por tanto, son escasos. Regresó “para que la Dirección de Dotaciones de Homs —Awqaf— no vuelva a alquilar mi tienda en una subasta”, explicó a Syria Direct.

Por coincidencia, Abu Azmi se encontró con una imagen publicada en un comentario de Facebook de una circular emitida por la Dirección de Dotaciones de Homs. El documento pedía a los inquilinos de las propiedades patrimoniales en los mercados cubiertos — Al Hesbah y Al Noura— así como a los antiguos, que se remitieran a la dirección. Asimismo, solicitaba que realicen un seguimiento de los desarrollos relacionados con las tiendas que pertenecen a ella en un período máximo de un mes. “Este aviso sirve como una notificación personal para cada inquilino”, decía.

En consecuencia, Abu Azmi acudió a la dirección al día siguiente, donde “exigió cinco años de alquiler acumulado por la propiedad patrimonial que alquiló mi padre en 1972”, indicó. Pagó “aproximadamente SYP 250.000 después de que la dirección se negó a negociar o reducir la cantidad, a pesar de que la tienda estaba cerrada y no gané ni una sola libra”.

Sin embargo, Abu Azmi sigue teniendo más suerte que los que no cruzaron la circular. “Si no lo hubiera visto, la fecha límite habría pasado y perdía mi tienda”, indicó. “¿Por qué no se publican notificaciones oficiales importantes en las páginas de las redes sociales —que pertenecen a las entidades oficiales— o en la televisión estatal siria, para que los interesados las vean y actúen antes de que sea demasiado tarde?”, preguntó.

“Descuidar la publicación de circulares y avisos y simplemente colgarlos en las paredes y puertas de la Dirección de Dotaciones”, sirve al objetivo de la dirección de apoderarse de “las propiedades patrimoniales arrendadas durante décadas, con cobertura legal”. Se afirma que “dio —a los inquilinos— tiempo, pero no corrigieron su situación, mientras que la realidad es que la circular no les llegó en absoluto”, sugirió Abu Azmi.

“La Dirección de Dotaciones busca recuperar sus propiedades de los inquilinos originales para aumentar los alquileres de los nuevos para que alcancen SYP 3-4 millones al año, en lugar de aproximadamente SYP 40.000 —en la actualidad—”.

Una copia de un aviso emitido por la Dirección de Dotaciones de Homs exigiendo a los inquilinos de las tiendas en Heritage Market que paguen el alquiler acumulado en un mes (Syria Direct).

La Dirección de Dotaciones emitió una notificación el 31 de marzo y la colgó en su puerta. Exigió a 24 inquilinos del Heritage Market que “paguen el alquiler adeudado en un plazo máximo de un mes” o, de lo contrario, se enfrenten al desalojo.

Según Abu Azmi, la mayoría de los nombres mencionados en la circular son probablemente sirios que viven fuera del país. Ellos son los que corren mayor riesgo de que sus bienes sean confiscados, señaló el abogado Al Joujah, porque “es difícil para ellos actuar en la venta, compra y liquidación de cuentas por cobrar. Esto se debe a los requisitos de aprobación de seguridad para los procedimientos relacionados con eso, que a menudo obstruyen a los sirios fuera del país, incluidos activistas, opositores al régimen y sus familiares”.

[Se prohíbe expresamente la reproducción total o parcial, por cualquier medio, del contenido de esta web sin autorización expresa y por escrito de El Intérprete Digital]

Hadeel Al Rawabdeh es periodista jordano de Syria Direct. Anteriormente, publicó artículos en Al Jazeera y The New Arab. Sus estudios se enfocan en los derechos humanos.

N.d.T.: El artículo original fue publicado por Syria Direct el 18 de abril  de 2021.