Importancia estratégica de los acontecimientos en Libia para Turquía y Grecia

Por Mahmoud Fazeli para Strategic Council on Foreign Relations

Mapa de Libia con bandera vieja. [Creative Commons]

El Mediterráneo Oriental, las cuestiones fronterizas y el acuerdo marítimo entre Turquía y Libia son algunos de los ejes que han causado tensiones entre Grecia y Turquía en los últimos dos años. Uno de los temas polémicos entre los dos vecinos es el desarrollo interno en Libia. Las visitas de los líderes de ambas facciones libias a estos países se han encontrado con marginaciones y controversia. La crisis en Libia prácticamente ha aumentado el alcance de la rivalidad tradicional entre Atenas y Ankara. Libia se encuentra en una posición geopolíticamente delicada y sus acontecimientos afectan directamente a la seguridad de África, Medio Oriente y Europa. Si se resuelve la crisis libia, el país puede aumentar su producción de petróleo en 2 a 3 años y comenzar el comercio de petróleo con el sur de Europa.

[Se prohíbe expresamente la reproducción total o parcial, por cualquier medio, del contenido de esta web sin autorización expresa y por escrito de El Intérprete Digital]

En agosto de 2020, el gobierno del Acuerdo Nacional Libio firmó un acuerdo económico de 16.000 millones de dólares con Turquía para reanudar la finalización de los proyectos de construcción masivos de Libia detenidos por la guerra. Anteriormente, el entonces jefe del gobierno del Acuerdo Nacional Libio firmó dos importantes acuerdos con Ankara el 27 de noviembre de 2019, durante una visita a Turquía. Tras este acuerdo militar, el Parlamento turco aprobó el 2 de enero de 2020 un proyecto de ley que autoriza el despliegue de tropas para apoyar al gobierno libio. Otros países mediterráneos se opusieron al acuerdo entre Turquía y Libia. Grecia, Chipre, Egipto y Francia consideran que el tratado sobre la frontera marítima entre ambos países constituye una amenaza para la estabilidad y la seguridad de los países mediterráneos.

El Ministro de Relaciones Exteriores de Grecia, Dendias, partidario del Consejo Presidencial de Libia, visitó recientemente Bengasi. Una visita en el curso de la cual pidió la aplicación del «memorándum ilegal entre Turquía y Libia» y la evitación de cualquier iniciativa que nuble las relaciones bilaterales de Libia con la Unión Europea. La visita, cuyo objetivo era fortalecer la cooperación bilateral en defensa de los intereses legítimos de Grecia y apoyar a Libia y fortalecer las relaciones políticas, económicas, comerciales y culturales con el país, tenía tres mensajes políticos claros:

  1. Grecia participará en la reconstrucción de Libia.
  2. Grecia reforzará su presencia en Libia y apoyará los esfuerzos internacionales.
  3. Grecia trata de impedir la aplicación del ‘’memorando ilegal sin fundamento jurídico’’ de Turquía y del Gobierno del Acuerdo Nacional sobre el tratado de fronteras marítimas.

Atenas considera que el acuerdo es incompatible con el Derecho marítimo internacional y ha sido condenado por el Consejo de la Unión Europea. Las acciones unilaterales o bilaterales que violan el derecho internacional no tienen cabida y son condenadas por la comunidad internacional.

Durante la visita, el Ministro de Relaciones Exteriores de Grecia elogió la posición explícita del Viceprimer Ministro del Gobierno de Unidad Nacional de Libia, Hussein al Qatrani, contra el acuerdo ilegal firmado entre el Gobierno de Unidad Nacional y Turquía, que no fue aprobado por la Cámara de Representantes libia. También elogió la posición de Libia al firmar un memorando de entendimiento por parte del gobierno del ex Primer Ministro Faiz al-Siraj. Atenas espera firmar un acuerdo que ha sido suspendido desde 2010 en la frontera de las fronteras marítimas de los dos países.

El Viceprimer Ministro del Gobierno de Unidad Nacional de Libia también afirma que Libia espera fortalecer las relaciones políticas y económicas con Grecia. La cooperación entre los dos países incluirá la lucha contra el terrorismo, la inmigración ilegal y las fronteras marítimas. El presidente del Parlamento libio también dijo que la posición de Grecia en apoyo de ellos nunca será olvidada y que el acuerdo no va a ser aprobado en el parlamento libio. El actual gobierno es de transición y provisional, y su principal objetivo es celebrar elecciones en diciembre.

Durante su visita a Libia, el Primer Ministro griego también pidió al Primer Ministro del Gobierno de Unidad Nacional de Libia que cancelara el Memorando de Entendimiento sobre la frontera marítima firmado por el llamado Gobierno del Acuerdo Nacional Libio con Turquía en 2019. Grecia también criticó al gobierno del Acuerdo Nacional Libio por firmar el tratado con Turquía por los funcionarios de Trípoli en 2019, describiéndolo como infundado, alegando que el acuerdo eclipsó las relaciones de Libia con Grecia y la Unión Europea. Las relaciones entre Grecia y Libia han sido testigos de una tensión creciente desde 2019, tras la firma de un memorando de entendimiento sobre la frontera marítima con Turquía por el gobierno del Acuerdo Nacional Libio. Atenas prohibió la medida, expulsando al embajador del Gobierno de Unidad Nacional de Libia y apoyando a Khalifa Haftar.

Mientras el presidente turco habla del inminente inicio de las actividades de exploración y perforación en la región bajo el acuerdo Turquía-Libia, el acuerdo de Ankara con Libia ha sido condenado por el Consejo de Europa. Según los turcos, la condena (de Turquía) por parte de la Comisión Europea no tiene sentido en este caso. La Unión Europea no tiene jurisdicción sobre cuestiones marítimas. La visita del Primer Ministro libio con 14 ministros del gabinete también podría ser un signo de la influencia de Turquía en Libia. El propósito de la reunión era examinar con funcionarios turcos los acuerdos entre Libia y Turquía y seguir desarrollando la cooperación entre ambos países.

Según Erdogan, el acuerdo entre Turquía y Libia sigue en vigor. Dijo que hacen un llamamiento a la comunidad internacional para que apoye a Libia en la celebración oportuna de elecciones. Cuando los ataques a Trípoli alcanzaron proporciones peligrosas, Turquía se apresuró a ayudar al pueblo libio en respuesta al Gobierno del Acuerdo Nacional internacionalmente reconocido, y fue el único país que respondió a la solicitud de ayuda de ese gobierno por parte de la comunidad internacional. Mientras Turquía apoyaba al gobierno legítimo, otros continuaron apoyando al conspirador golpista Haftar y equipándolo con armas. El apoyo turco a Libia impidió la caída de Trípoli y garantizó un alto el fuego.

La visita del Primer Ministro del Gobierno Provisional del Acuerdo Nacional Libio a Turquía y la firma de cinco acuerdos comerciales y políticos demuestran que Ankara ha abierto una cuenta especial para el desarrollo de las relaciones con Trípoli. Según Erdogan, Turquía está tomando rápidamente medidas para seguir mejorando la cooperación entre los dos países en los ámbitos de la energía, la salud, las finanzas, las oficinas locales, la educación y la cultura. Turquía ha entregado 150.000 dosis de la vacuna Corona a Libia y comparte su experiencia con Libia en la lucha contra el Coronavirus, incluso en el campo de la medicina. Los opositores de Erdogan creen que es una política equivocada entregar vacunas a Libia y asignar una parte significativa de los ingresos del país para satisfacer las necesidades de los refugiados sirios.

Casi todos los días, los medios de comunicación internacionales, citando a un funcionario de las Naciones Unidas, los Estados Unidos, los países europeos o Egipto, hacen hincapié en la necesidad de la retirada de las fuerzas militares turcas presentes en el país para entrenar a las tropas libias. Pero Ankara no tiene la intención de abandonar Libia a cualquier precio. La importancia del país en guerra en el campo de la energía y la reconstrucción es innegable. Normalmente, Libia, que tiene una capacidad de producción diaria de 1,7 millones de barriles de petróleo, es un importante productor de crudo para Europa; pero debido al conflicto, esta cifra ha caído a 92.000 barriles por día.

La asistencia internacional para el desarrollo energético de Libia y el acceso a los recursos es crucial. Turquía es la fuerza determinante en Libia con sus controvertidos logros. Aunque las victorias militares de la Unidad Nacional Libia fueron débiles bajo el poder militar turco antes del envío de armas y drones en enero por Erdogan, el destino del gobierno de Trípoli respaldado por la ONU ha cambiado desde entonces. La guerra civil en Libia se está intensificando. Las potencias extranjeras están armando al gobierno oficial de Trípoli y a sus oponentes, y existe la amenaza de un enfrentamiento militar directo entre ambas partes.

[Se prohíbe expresamente la reproducción total o parcial, por cualquier medio, del contenido de esta web sin autorización expresa y por escrito de El Intérprete Digital]

Mahmoud Fazeli es Analista en asuntos internacionales.

N.d.T.: El artículo original fue publicado por SCFR el 23 de abril de 2021.