Banco Mundial

El dilema del Banco Mundial ante la corrupción de las vacunas en el Líbano

La familia de Leyla —se cambió su nombre para proteger su identidad— vive en el Líbano. Su padre, de unos 60 años, tiene problemas de salud preexistentes y su madre, de unos 50 años, tuvo un accidente grave recientemente. Ambos son clínicamente vulnerables. Sin embargo, le preocupa que nunca sean vacunados contra el COVID-19. Estos temores y frustraciones son compartidos por nietos e hijos preocupados en todo el país.