Relaciones petroleras entre Medio Oriente y Asia Pacífico: de la pandemia al alza del petróleo

Por John Calabrese para Middle East Institute

Campo petrolero El Sharara. [Javier Blas / Creative Commons]

El flujo de crudo de Medio Oriente a Asia fue el principal responsable de la compleja interdependencia que se desarrolló entre las dos regiones durante las últimas tres décadas y sigue siendo vital para ambas economías. 

[Se prohíbe expresamente la reproducción total o parcial, por cualquier medio, del contenido de esta web sin autorización expresa y por escrito de El Intérprete Digital]

Este artículo es parte de la serie sobre “COVID-19 en el Medio Oriente y Asia: impactos y respuestas”. 

Asia Pacífico [1] — la principal región importadora de petróleo del mundo — obtiene la mayor parte de sus suministros de crudo del Medio Oriente, principalmente del Golfo.[2] Por el contrario, más de las tres cuartas partes de las exportaciones de petróleo crudo del Golfo se envían a clientes asiáticos. La pandemia de coronavirus desencadenó una caída histórica en el consumo mundial de petróleo, incluida una fuerte caída en la demanda asiática durante las etapas iniciales de la crisis — la primera contracción de este tipo desde la crisis financiera de 2008. Los idénticos choques de los bajos precios del petróleo y la pandemia de COVID-19 golpearon duramente a los países del Golfo. Sin embargo, los precios del petróleo subieron recientemente a máximos previos a la pandemia, impulsados por señales de que la economía mundial puede estar recuperándose más rápido de lo esperado y por la restricción de la oferta de la OPEP+.

En abril, la Agencia Internacional de Energía (AIE) elevó su pronóstico de crecimiento de la demanda de petróleo en 2021, declarando que “los fundamentos parecen decididamente más fuertes”, pero advirtió sobre “preocupaciones persistentes”.[3] En el contexto de la evaluación de la AIE y otras proyecciones similares. [4] Este artículo analiza cómo les fue a las relaciones petroleras del Golfo-Asia durante la pandemia y sus perspectivas a corto y largo plazo.

La pandemia de COVID-19 afectó la demanda de petróleo de Asia y perturbó las economías de los países exportadores de petróleo del Golfo, pero no dañó los cimientos estructurales de la interdependencia económica del Golfo y Asia. A medida que avanza la frágil recuperación económica mundial, los actores de ambos lados de esta compleja relación interregional tendrán que adaptarse a los nuevos y familiares riesgos a la baja ya las incertidumbres del mercado. Sin embargo, aun cuando la transición a la energía limpia cobre impulso y se acerque la “demanda máxima de petróleo”, las economías regionales de Medio Oriente y Asia Pacífico permanecerán estrechamente entrelazadas y sus fortunas atadas al petróleo.

Demanda de petróleo de Asia Pacífico y productores de Medio Oriente en tiempos de pandemia

La demanda de petróleo de Asia Pacífico se expandió rápidamente en los últimos años. [Ver Figura 1. del original] También lo hizo la dependencia de las importaciones de petróleo de Asia. Aunque los países asiáticos consumen alrededor del 35% del petróleo del mundo, producen sólo un poco más de una quinta parte del volumen necesario para satisfacer sus crecientes necesidades. China e India son los dos principales países importadores netos de petróleo del mundo [5] y son los principales impulsores del crecimiento incremental de la demanda de petróleo. Las importaciones de petróleo crudo de China aumentaron un 7,3% el año pasado, lo que representa casi el 80% de los suministros de petróleo del país. [6] La dependencia de la India del crudo importado, que fue en aumento, actualmente se sitúa en torno al 75%. [7]

La pandemia de COVID-19 y los confinamientos subsiguientes deprimieron el consumo de petróleo y ejercieron una presión a la baja sobre los precios del petróleo. También frenó el crecimiento de la demanda de petróleo en Asia. A su vez, esta turbulencia en el mercado petrolero inducida por la pandemia alteró las economías de la subregión del Golfo, dañando aún más sus posiciones fiscales y externas. Durante 2014–18, la mayoría de los países del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG) ya habían tenido déficits fiscales generales que requerían un mayor endeudamiento y/o la reducción de los activos del banco central y del fondo soberano de riqueza (SWF).[8] Las economías del CCG también experimentaron una desaceleración sustancial del crecimiento en 2019. Por el contrario, el PNUD describió la situación macroeconómica y fiscal de Irak de 2017 a 2019 como “ampliamente positiva […] aunque persisten desafíos estructurales”. [9]

Según la AIE, el año pasado los ingresos netos del petróleo y el gas de los países del CCG se redujeron en más de la mitad [10], mientras que Irak registró su volumen de exportación anual más bajo y el peor total de ingresos petroleros en una década.[11] Además de empujar a la baja los precios del petróleo, las consecuencias económicas de COVID-19 dañaron las industrias críticas no petroleras en los estados del CCG, incluidos el turismo, los bienes raíces, la construcción, el transporte y la logística. También hizo que las políticas de diversificación económica que se necesitan con urgencia sean aún más difíciles de ejecutar. [12] En el caso de Irak, la volatilidad del precio del petróleo y la pandemia revirtieron dos años de crecimiento constante y ejercieron una fuerte presión sobre las finanzas del gobierno. [13]

China, que protagonizó una fuerte recuperación económica después de haber sido duramente golpeada a principios del año pasado, fue uno de los pocos puntos brillantes para la demanda de petróleo en un año en el que el consumo mundial se desplomó. [14] El regreso de la economía china a un crecimiento positivo hizo que las importaciones de petróleo aumentaron un 7,3% en el año. [15] En otras partes de Asia, la recuperación económica fue desigual, al igual que la demanda de petróleo y los volúmenes de importación de petróleo. [16] Asimismo, las importaciones japonesas de petróleo se desplomaron un 25% en mayo de 2020 año tras año antes de comenzar a recuperar los niveles previos a la pandemia. [17] Por otro lado, las importaciones de petróleo de la India cayeron precipitadamente en los primeros meses de la pandemia antes de aumentar bruscamente hacia fines del año pasado. [18] En general, la demanda de petróleo de Asia Pacífico —con China asumiendo gran parte de la carga para estabilizar el mercado— actuó como un baluarte contra la vacilante demanda en otros mercados, mitigando así el daño inducido por la pandemia a las economías de los países exportadores de petróleo de Medio Oriente. Asia Pacífico también fue el punto focal de una feroz batalla por la participación de mercado que comenzó en marzo pasado, con Arabia Saudita ofreciendo precios de venta oficiales (OSP) con descuento para los clientes asiáticos e Irak, Kuwait y los EAU inmediatamente siguiendo el ejemplo. [19]

Vínculos petroleros del Golfo y Asia Pacífico en un futuro post-pandémico

La transición exitosa de los productores del Golfo hacia un futuro posterior al petróleo depende de los ingresos generados por las exportaciones de petróleo y gas. Algunas actividades económicas  —que van desde el desarrollo y la construcción de infraestructuras hasta el gasto de los países vecinos— están respaldadas por los ingresos del petróleo y el gas. [20] Por lo tanto, el futuro de la era posterior al petróleo de los países del CCG sigue ligado a los hidrocarburos en los “años crepusculares” de la era del petróleo. Así también, en el caso de Irak. A su vez, ese futuro está ligado a la continua y fuerte demanda asiática de petróleo (y gas).

Según el análisis y el pronóstico recientes de la AIE para el petróleo, se espera que Asia Pacífico proporcione el 90% del crecimiento de la demanda mundial entre 2019 y 2026. [21] El informe continúa señalando que mientras que la demanda de la OCDE se estancó e incluso puede disminuir al final del período de pronóstico, la recuperación más rápida ocurrirá en Asia fuera de la OCDE. [22]

Es casi seguro que los productores del Golfo seguirán siendo las principales fuentes de suministro mundial durante muchos años, ya que ellos, junto con Rusia, forman la columna vertebral del grupo de naciones OPEP+ que representan más de la mitad de la producción mundial de petróleo. Se espera que los productores de Medio Oriente, – encabezados por los pesos pesados de Arabia Saudita, Irak y los Emiratos Árabes Unidos, – proporcionen la mitad del aumento en la oferta durante el período de perspectiva de la AIE. [23] Por esta razón, es muy probable que los productores del Golfo sigan siendo los principales proveedores de petróleo crudo para Asia Pacífico, incluso cuando los compradores recurren al petróleo al contado de África y América del Norte,  como protección contra las interrupciones y como un medio para asegurar barriles baratos para aumentar sus márgenes. En resumen, las economías asiáticas consumidoras de petróleo seguirán atadas a los productores de Medio Oriente y viceversa.

Riesgos persistentes a la baja

Aunque la interdependencia centrada en el petróleo crudo del Golfo de Asia está aquí para quedarse en el futuro previsible y la demanda de petróleo de Asia Pacífico, sin duda, desempeñará un papel muy importante en la recuperación económica y la fortuna de los países exportadores de petróleo de Oriente Medio. No obstante, las perspectivas a corto plazo están nubladas por la incertidumbre. Donde se destacan cuatro factores de riesgo:

1.     El resurgimiento del coronavirus en India: los bloqueos por COVID19 que comenzaron en 2020 persisten mientras muchos países continúan lidiando con múltiples oleadas del coronavirus y lentos lanzamientos de vacunas. Así mismo, gran parte de Asia logró frenar el brote de COVID-19 con relativa eficacia y puede estar en el camino de la recuperación de los efectos económicos dañinos de la pandemia. Pero lo que oscurece las perspectivas de un repunte económico mundial para impulsar la demanda de petróleo es la situación en India, cuya tasa alarmantemente alta de infecciones por coronavirus amenazó su recuperación económica y de demanda de petróleo.[24]

2.     El regreso de Irán al mercado: Irán, que está preparado para regresar al mercado, sigue siendo un comodín. [25] No está claro si se aliviarán las sanciones y cuándo. Si Irán vuelve a cumplir con los términos originales del Plan de Acción Integral Conjunto (PAIC), podría aumentar rápidamente la producción. Algunos analistas de mercado argumentan que el reingreso de Irán podría desestabilizar los mercados petroleros y advierten sobre un aumento de la volatilidad de los precios. [26] Sin embargo, otros sostienen que debido a que el petróleo iraní nunca se eliminó por completo del mercado —gracias en gran parte a las ventas a China [27]—, los barriles iraníes adicionales no descarrilarían los mercados ni provocarían una reducción drástica de los precios. [28]

3.     Divergencias productor-consumidor: la divergencia de intereses entre productores y consumidores causó cierta turbulencia en los mercados petroleros de Asia Pacífico-Golfo, específicamente entre Arabia Saudita e India. Saudi Aramco, la compañía petrolera estatal del reino, elevó el precio de venta oficial (OSP) de su petróleo para Asia mientras lo reducía para los mercados de Europa y Estados Unidos, encendiendo una disputa con la India. En respuesta, los funcionarios del Ministerio de Petróleo de la India ordenaron a las refinerías estatales que redujeron sus pedidos de crudo saudí en mayo y les instaron a negociar conjuntamente con los productores de petróleo para obtener mejores acuerdos y acelerar los esfuerzos para diversificar las fuentes de suministro. Cuando Arabia Saudita respondió recortando sus precios para los compradores asiáticos, las refinerías indias ordenaron sus volúmenes regulares de crudo saudí para junio. [29] Sin embargo, es probable que continúen las disputas sobre lo que constituye un precio justo, lo que subraya que la dependencia mutua no puede evitar serios desacuerdos entre importadores y exportadores.

4.     Aumento de la tensión geopolítica: a medida que los mercados petroleros luchan contra las corrientes cruzadas entre los signos de recuperación económica y el resurgimiento de los casos de coronavirus, el riesgo geopolítico va en aumento. Cualquiera de los posibles escenarios de Medio Oriente podría perturbar los frágiles mercados petroleros, que van desde una intensificación de la “guerra en la sombra” de Irán con Israel hasta una repetición de los recientes ataques con aviones no tripulados contra las instalaciones de Saudi Aramco. [30] Al amenazar con causar, o al desencadenar interrupciones en el suministro y contribuir a la volatilidad de los precios, el aumento del riesgo geopolítico podría obstaculizar la delicada recuperación de Asia y ejercer una mayor presión fiscal sobre los productores del Golfo.

Además de estos riesgos a la baja a corto plazo en los mercados del petróleo crudo, existe incertidumbre en el mercado del subsector petroquímico. [31]

Incertidumbre del mercado derivado

Los productos petroquímicos se han convertido rápidamente en el principal impulsor de la demanda mundial de petróleo. [32] En los últimos años, los mercados petroquímicos emergentes de rápido crecimiento, como China, fueron floreciendo al igual que las empresas de Medio Oriente (y América del Norte). Su éxito fue atribuido en gran medida a las ventajas de las materias primas en relación con sus competidores y al crecimiento saludable de la demanda, particularmente de Asia. La mayoría de las plantas petroquímicas planeadas y anunciadas que están programadas para entrar en funcionamiento en los próximos años están ubicadas en el Medio Oriente y Asia Pacífico. [33]

Los productores de petroquímica de Medio Oriente fueron construyendo una industria enorme y altamente rentable al capturar el gas asociado con la producción de petróleo y utilizarlo como materia prima de bajo precio para la fabricación de productos químicos. Durante la última década, fueron trabajando para expandir el sector petroquímico nacional, mientras invierte cada vez más directamente en los mercados emergentes para establecer puntos de venta aguas abajo para su petróleo crudo. Se fueron centrando en la integración de complejos petroquímicos y refinerías (es decir, petróleo crudo a productos químicos, o COTC) tanto para monetizar mejor sus activos petroleros como para convertir un mayor porcentaje por barril de petróleo en productos químicos de mayor valor ante los pronósticos de una desaceleración gradual y la eventual disminución de la demanda de combustible para el transporte. [34]

Los mercados asiáticos de rápido crecimiento han ocupado un lugar destacado en los éxitos anteriores de los productores de Medio Oriente — y en sus planes futuros. Asia Pacífico es el mercado regional más grande para los productos petroquímicos de Medio Oriente. Los productores del Golfo estuvieron contando con el crecimiento de la demanda asiática, particularmente en China e India  — el primero ya es el mayor importador de productos petroquímicos derivados de Medio Oriente — para absorber la producción de sus adiciones de capacidad derivadas.

Asia Pacífico también es el destino principal para la inversión en capacidad de producción de petroquímica de GCC. [35] Buscando asegurar una mayor participación en el mercado asiático, las Compañías Nacionales de Petróleo de Medio Oriente (CPO)  — en particular, Saudi Aramco, Abu Dhabi National Oil Co (ADNOC) y Kuwait Petroleum International  — estuvieron forjando sociedades de empresas conjuntas en los subsectores de refinación y petroquímicos en China, Malasia, India, Vietnam, Indonesia y Corea del Sur. [36]

Sin embargo, la pandemia de COVID-19, si bien tuvo un impacto desigual en la demanda en las cadenas de valor, provocó una disminución general de la demanda y los precios. [37] A su vez, la lentitud del mercado llevó a las empresas petroquímicas a anunciar retrasos en los proyectos y diferir las decisiones de gasto mientras analizan los costos y se ajustan a los márgenes en retroceso. [38] Saudi Aramco y Saudi Basic Industries Corporation (SABIC) hicieron una pausa para reevaluar el alcance de su proyecto COTC planificado en Yanbu. [39]

¿Qué significa o presagia este período de reevaluación? Según muchos informes, el mercado petroquímico mundial entró en un período de profunda transformación, moldeado por el exceso de capacidad, los cambios en la demanda del usuario final, cambios en la dinámica de las materias primas y un fuerte impulso hacia la sostenibilidad. ¿El futuro del petróleo está en los productos químicos y no en el combustible? Si es así, ¿cuál es su horizonte temporal? ¿Qué sectores de uso final y geografías específicas es probable que surjan y cuáles tengan dificultades? [40] Algunos argumentan que la industria petroquímica de Asia continuará su expansión previa a la pandemia a medida que las economías de la región retomen el crecimiento, impulsando la demanda.[41] Existen quienes consideran a los productos petroquímicos como “los actores estrella de esta década” y afirman que “avanzando hacia 2021, el petróleo será atraído de manera más decisiva hacia el nexo Medio Oriente-Asia.”[42] Otros, sin embargo, sostienen que es probable que el exceso de capacidad persistente conduzca a un lento repunte post-pandémico.[43] La imagen es cualquier cosa menos clara.

Petróleo crudo a través de un prisma más verde

Sin embargo, lo que está claro es que la transición a la energía limpia se está acelerando. La pandemia provocó una reevaluación del rol del petróleo y otros combustibles fósiles, y parece haber acelerado la transición hacia una economía baja en carbono. El gobierno chino llegó a ver la neutralidad de carbono como una oportunidad para crear empleo y sostener el crecimiento en lugar de como una carga económica. China, [44] Japón, [45] y Corea del Sur, [46] que en conjunto representan el 20% de la demanda mundial de petróleo, anunciaron objetivos de neutralidad de carbono. Los países de Asia Pacífico son mercados prometedores para las energías renovables. [47]

Sin embargo, los patrones y el ritmo de la transición energética varían en Asia. [48] No todos los gobiernos ven la pandemia como una oportunidad para acelerar la transición a la energía verde, en cambio, se encuentran ante presiones políticas y económicas para continuar subsidiando la producción y el consumo de combustibles fósiles. De hecho, alcanzar los objetivos de cero emisiones netas de carbono para 2050 (en línea con el Acuerdo de París de 2015 sobre el cambio climático) será extremadamente difícil para China, Japón y Corea del Sur, como lo será para los Estados miembros de la ASEAN.

Es casi seguro que el petróleo seguirá siendo una parte importante de la combinación de energía primaria en Asia Pacífico durante lo que seguramente será un período prolongado de transición hacia las bajas emisiones de carbono. El petróleo sigue teniendo un fuerte control sobre el sector del transporte. Aunque el uso de productos derivados del petróleo para la generación de energía podría presentar oportunidades de sustitución, la capacidad de retiro lleva tiempo. Además, el crecimiento de la demanda de petróleo será cada vez mayor para los productos petroquímicos [49] incluso cuando la demanda de combustible se ralentice o disminuya. La industria petroquímica sigue siendo la mayor fuente de crecimiento de la demanda de petróleo a nivel mundial y específicamente en Asia Pacífico, [50] y es probable que lo siga siendo incluso con el impulso hacia el reciclaje y el alejamiento de los plásticos de un solo uso. El camino a seguir parece ser implementar tecnologías limpias de modo que el petróleo pueda actuar como un puente hacia un futuro energético libre de carbono, en lugar de descartar el petróleo por completo.

Conclusión

La contracción económica mundial provocada por la pandemia de COVID-19 y la caída dramática de los precios en las primeras etapas de la pandemia asestaron un doble golpe sin precedentes a las economías de los países exportadores de petróleo de Oriente Medio. El precio del petróleo se recupera gradualmente a sus niveles previos a la pandemia, mientras que la demanda aumenta en algunas partes del mundo, particularmente en Asia. Aunque esto es en gran medida una buena noticia para los productores del Golfo, persisten los riesgos a la baja a corto y mediano plazo y las incertidumbres del mercado.

La pandemia de COVID-19 alteró las perspectivas a largo plazo para el petróleo. Parece haber surgido un consenso general entre las grandes empresas de energía, los productores y los analistas de que la pandemia de coronavirus aceleró la transición hacia un futuro posterior al alza máxima de demanda de petróleo. ¿Cuándo se alcanzará el alza máxima de demanda de petróleo? ¿Fue 2019 el timbre más alto a marcar? La edición más reciente de Energy Outlook de BP, publicada en septiembre pasado, presentó tres escenarios para la demanda de petróleo, todos los cuales muestran que la demanda ya se encuentra en una pendiente descendente. Según el pronóstico a largo plazo de Rystad Energy, la demanda máxima será en el 2028 siendo el resultado más probable. [51] McKinsey (2033), [52] Bloomberg NEF, [53] Wood Mackenzie (2035), [54] y la OPEP (2040) [55] quienes adelantaron sus pronósticos sobre cuándo la demanda mundial de petróleo puede alcanzar su punto máximo.

Además del desacuerdo sobre el momento y la forma del estancamiento de la demanda de petróleo. Por supuesto, existe una gran incertidumbre con respecto a si, y mucho menos con qué rapidez, la pandemia podría transformar permanentemente el comportamiento de las personas y las prioridades sociales. Sin embargo, dos cosas parecen claras: los cambios masivos en la economía energética no ocurrirán de la noche a la mañana, y mientras tanto, la demanda sostenida será impulsada por los mercados de Asia Pacífico y alimentada por el petróleo de Medio Oriente.

[Se prohíbe expresamente la reproducción total o parcial, por cualquier medio, del contenido de esta web sin autorización expresa y por escrito de El Intérprete Digital]

PhD. John Calabrese es profesor de política exterior de EE. UU. en la Universidad Americana en Washington, DC. También se desempeña como residente en el Instituto de Medio Oriente, donde dirige el proyecto de MEI sobre Medio Oriente y Asia (MAP). Es el editor de reseñas de libros de The Middle East Journal y anteriormente se desempeñó como editor general de series de MEI Viewpoints.

N.d.T.: El artículo original fue publicado por Middle East Institute el 11 de mayo de 2021.

Referencias:

[1] Asia Pacífico incluye a China, India, Japón, Corea del Sur, los diez miembros de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN), Australia y Nueva Zelanda.

[2] A los efectos de este artículo, los términos “Oriente Medio” y “Golfo” se usan indistintamente, específicamente con referencia a los seis países del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG) más Irak, a menos que se indique lo contrario.

[3] International Energy Agency (IEA), Oil Market Report – March 2021, https://www.iea.org/reports/oil-market-report-march-2021.

[4] Organization of Petroleum Exporting Countries (OPEC), OPEC Monthly Oil Market Report, April 2021, https://momr.opec.org/pdf-download/res/pdf_delivery_momr.php?secToken2=8293a200eec4206fe8866360b7bb2719bc71b851.

[5] IEA, “Oil, gas and coal dependency in China, 2007-2019,” updated December 18, 2020, https://www.iea.org/data-and-statistics/charts/oil-gas-and-coal-import-dependency-in-china-2007-2019.

[6] Michael Lelyveld, “China’s Energy Security Fears Slow Climate Drive,” Radio Free Asia, March 26, 2021, https://www.rfa.org/english/commentaries/energy_watch/coal-03262021095234.html.

[7] IEA, India Energy Outlook 2021, February 2021, 36, https://webstore.iea.org/download/direct/4287.

[8] Tokhir N. Mirzoev, et al., “The Future of Oil and Fiscal Sustainability in the GCC Region,” IMF, Departmental Paper no. 20/01, February 6, 2020, 11, https://www.imf.org/en/Publications/Departmental-Papers-Policy-Papers/Issues/2020/01/31/The-Future-of-Oil-and-Fiscal-Sustainability-in-the-GCC-Region-48934.

[9] United Nations Development Programme (UNDP), UNDP – Impact of COVID-19 on the Iraqi Economy, October 2020, 4, https://reliefweb.int/sites/reliefweb.int/files/resources/UNDP%2520Iraq%2C%2520Impact%2520of%2520Covid-19%2520on%2520the%2520Iraqi%2520Economy%2520FINAL_web.pdf.

[10] IEA, India Energy Outlook 2021, February 2021, 209-210, https://webstore.iea.org/download/direct/4287.

[11] Ben Lando, “Iraq oil exports and revenue up in December, but down year-on-year,” Iraq Oil Report, January 5, 2021, https://www.iraqoilreport.com/news/iraq-oil-exports-and-revenue-up-in-december-but-down-year-on-year-43445/.

[12] “GCC Establish economic diversification amid Covid-19,” International Finance, March 31, 2021, https://internationalfinance.com/gcc-establish-economic-diversification-amid-covid-19/.

[13] World Bank, “Iraq’s Economic Outlook – April 2021,” https://thedocs.worldbank.org/en/doc/866ae3150fd383da11ade2640546e17f-0280012021/original/6-mpo-sm21-iraq-irq-kcm2.pdf.

[14] US Energy Information Agency (EIA), “EIA estimates that global petroleum liquids consumption dropped 9% in 2020,” January 29, 2021, https://www.eia.gov/todayinenergy/detail.php?id=46596#:~:text=The%20U.S.%20Energy%20Information%20Administration,that%20dates%20back%20to%201980.

[15] Muyu Xu and Chen Aizhu, “China’s 2020 crude oil imports hit record on stockpiling, new refineries,” Reuters, January 13, 2021, https://www.reuters.com/article/china-economy-trade-crude/update-1-chinas-2020-crude-oil-imports-hit-record-on-stockpiling-new-refineries-idUSL1N2JP07X; and Sambit Mohanty and Ratnajyoti Dutta, “After nearly 20 years, India’s oil demand seen slipping into the red,” S&P Global Platts, August 6, 2020, https://www.spglobal.com/platts/en/market-insights/latest-news/oil/080620-after-nearly-20-years-indias-oil-demand-seen-slipping-into-the-red.   

[16] World Bank, “World Bank East Asia and Pacific Economic Update, April 2021: Uneven Recovery,” April 2021, https://openknowledge.worldbank.org/bitstream/handle/10986/35272/9781464817021.pdf?sequence=2&isAllowed=y.

[17] “Japan’s energy imports fall to multi-year lows in pandemic year,” Hellenic Shipping News, January 25, 2021, https://www.hellenicshippingnews.com/japans-energy-imports-fall-to-multi-year-lows-in-pandemic-year/.

[18] Nidhi Verma, “India’s oil imports at near three-year high in December – trade,” Reuters, January 20, 2021, https://www.reuters.com/article/india-oil/indias-oil-imports-at-near-three-year-high-in-december-trade-idUSKBN29P11L.

[19] Florence Tan and Chen Aizhu, “Saudi Arabia and Russia in tight race to become China’s top oil supplier in 2020,” Reuters, November 20, 2020, https://www.reuters.com/article/china-oil-saudi-russia-int/saudi-arabia-and-russia-in-tight-race-to-become-chinas-top-oil-supplier-in-2020-idUSKBN2800H0; and “Saudi Arabia’s May 2020 OSPs for crude exports bode well for Asian refiners,” Wood Mackenzie, April 16, 2020, https://www.woodmac.com/press-releases/saudi-arabias-may-2020-osps-for-crude-exports-bode-well-for-asian-refiners/.

[20] Nader Kabbani and Nejla Ben Mimoune, “Economic diversification in the Gulf: Time to redouble efforts,” Brookings Institution, January 31, 2021, https://www.brookings.edu/research/economic-diversification-in-the-gulf-time-to-redouble-efforts/#footref-12.

[21] IEA, OIL 2021: Analysis and forecast to 2026, March 17, 2021, 41, https://webstore.iea.org/download/direct/4329.

[22] Ibid.

[23] Ibid., 50.

[24] Charles Kennedy, “Reinstated Lockdowns Threaten India’s Oil Demand,” OilPrice.com, April 21, 2021, https://oilprice.com/Latest-Energy-News/World-News/Reinstated-Lockdowns-Threaten-Indias-Oil-Demand-Recovery.html; and Debjit Chakraborty and Saket Sundria, “Oil Demand in India to Buckle as Covid Surge Wreaks Havoc,” Bloomberg, April 23, 2021, https://www.bloomberg.com/news/articles/2021-04-23/india-s-covid-crisis-saps-fuel-demand-in-warning-to-oil-recovery; and Vrishti Beniwal, “World’s Fastest Recovery Outlook at Risk as Virus Hits India, Bloomberg, April 24, 2021, https://www.bloomberg.com/news/articles/2021-04-24/world-s-fastest-recovery-outlook-at-risk-as-virus-sweeps-india.

[25] IEA, OIL 2021, 70-71.

[26] Sharon Cho, “A Key Oil Spread Points to Price War Erupting as Suplly Expands,” Bloomberg, April 12, 2021, https://www.bnnbloomberg.ca/a-key-oil-spread-points-to-price-war-erupting-as-supply-expands-1.1589367.

[27] Brendan Hong, “China is still brimming with Iranian oil,” Atlantic Council, February 10, 2021, https://www.atlanticcouncil.org/blogs/iransource/china-is-still-brimming-with-iranian-oil/; and Dalga Khatinoglu, “India Oil Shipments To China Rebrnaded In Malaysia To Circumvent Sanctions,” Radio Farda, June 15, 2020, https://en.radiofarda.com/a/iranian-oil-shipments-to-china-rebranded-in-malaysia-to-circumvent-sanctions-/30671970.html.

[28] “Why Iran’s Threat to Markts Isn’t a Major Threat,” Markets Insider, April 18, 2021, https://markets.businessinsider.com/news/stocks/why-irans-return-to-oil-markets-isnt-a-major-threat-1030315277; and “Rebound in Iranian exports unlikely to shock oil markets -Goldman Sachs,” Reuters, April 6, 2021.

[29] Debjit Chakraborty, “Saudi Oil Hawkishness Speeds India Plan to Seek Alternatives,” Bloomberg, March 9, 2021; Nidhi Verma, “India asks refiners to diversify, cut reliance on Middle East oil after OPEC+ decision,” Reuters, March 9, 2021, https://www.reuters.com/article/india-oil/india-asks-refiners-to-diversify-cut-reliance-on-middle-east-oil-after-opec-decision-idUSKBN2B117P?rpc=401&; Nidhi Verma and Ahmad Ghaddar, “India refiners deepen cuts to saudi oil purchases in May – sources,” Reuters, April 6, 2021, https://www.reuters.com/article/uk-india-saudi-oil-exclusive-idUSKBN2BS1S5; Irina Slav, “India Ramps Up Oil Imports From Saudi Arabia After Price Cut,” OilPrice.com, May 7, 2021, https://oilprice.com/Latest-Energy-News/World-News/India-Ramps-Up-Oil-I….

[30] Katie McQue and Andy Critchlow, “Saudi Arabia says Ras Tanura oil export hub undamaged by Houthi attack,” S&P Global Platts, March 7, 2021, https://www.spglobal.com/platts/en/market-insights/latest-news/oil/030721-saudi-arabia-says-ras-tanura-oil-export-hub-undamaged-by-houthi-attack; and Katie McQue and Herman Wang, “Saudi Aramco facilities reportedly targeted by Houthui missile bombardment,” S&P Global Platts, March 7, 2021, https://www.spglobal.com/platts/en/market-insights/latest-news/oil/030721-saudi-aramco-facilities-reportedly-targeted-by-houthi-missile-bombardment.

[31] “The Future of Oil in the Post-Covid World,” GEP, August 20, 2020, https://www.gep.com/blog/mind/the-future-of-oil-and-gas-in-the-post-covid-19-world.

[32] IEA, The Future of Petrochemicals: Towards a more sustainable chemicals industry, October 2018, https://www.iea.org/reports/the-future-of-petrochemicals.  

[33] Felix Todd, “Asia to account for half of global petrochemical capacity additions by 2030,” NS Energy, March 21, 2019, https://www.nsenergybusiness.com/news/asia-petrochemical-capacity-additions-2030/.

[34] “Crude Oil-to-Chemicals,” Future Bridge, December 24, 2019, https://www.futurebridge.com/blog/crude-oil-to-chemicals-future-of-refinery/.

[35] “The GCC Chemical and Petrochemical Industry: Facts and Figures 2017,” Gulf Chemicals & Petrochemicals Association (GCPA), January 2019, https://gpca.org.ae/wp-content/uploads/2019/01/Facts-and-Figures-2017.pdf.

[36] Rania El Gamal, “Exclusive: Saudi Aramco eyes partnerships as it expands refining, petrochems,” Reuters, June 12, 2018, https://www.reuters.com/article/us-saudi-aramco-downstream-exclusive/exclusive-saudi-aramco-eyes-partnerships-as-it-expands-refining-petrochems-idUSKBN1J81M9; and Robert Brelsford, “Kuwait advances expansion of Al-Zour integrated refining complex,” Oil & Gas Journal, July 26, 2019, https://www.ogj.com/refining-processing/article/14036945/kuwait-advances-expansion-of-alzour-integrated-refining-complex.

[37] Divy Malik et al., “The impact of COVID-19 on the petrochemical industry,” McKinsey, October 28, 2020, https://www.mckinsey.com/industries/chemicals/our-insights/the-impact-o….

[38] “Middle East petrochemicals consolidations pick up pace,” Argus, June 12, 2020, https://www.argusmedia.com/en/news/2113851-middle-east-petrochemical-consolidations-pick-up-pace.

[39] Kate Lee, “Aramco, Sabic rethink Saudi crude-to-chemical plans,” Argus, October 19, 2020, https://www.argusmedia.com/en/news/2151288-aramco-sabic-rethink-saudi-c….

[40] Joe Brock, “Pandemic exposes cracks in majors’ bet on plastic,” Reuters, June 4, 2020, https://www.reuters.com/article/us-health-coronavirus-plastic-analysis/pandemic-exposes-cracks-in-oil-majors-bet-on-plastic-idUSKBN23B0UT.

[41] Cristian Blumm, “A bright future for petrochemical projects in Asia,” White & Case, April 21, 2021, https://www.whitecase.com/publications/article/bright-future-petrochemical-projects-asia.

[42] Paul Hicken and James Leech, “Commodities 2021: Middle East-Asia oil sectors to shape global refining revolution,” S&P Global Platts, December 21, 2020, https://www.spglobal.com/platts/en/market-insights/latest-news/petrochemicals/122120-commodities-2021-middle-east-asia-oil-sectors-to-shape-global-refining-revolution.

[43] Alexander Tullo, “Petrochemicals to slump post pandemic,” Chemical & Engineering News, March 17, 2021. https://cen.acs.org/business/petrochemicals/Petrochemicals-slump-post-pandemic/99/i10.

[44] Oceana Zhou and Kshitz Goliya,“China’s carbon neutral pledge signals turning point for fossil fuel markets,” S&P Global Platts, September 23, 2020, https://www.spglobal.com/platts/en/market-insights/latest-news/electric-power/092320-chinas-carbon-neutral-pledge-signals-turning-point-for-fossil-fuel-markets; and Eric Yep, “China’s long march to zero,” S&P Global Platts, December 10, 2020, https://www.spglobal.com/platts/en/market-insights/blogs/energy-transition/121020-china-zero-carbon-target-2060-emissions-fossil-fuels.

[45] Justin McCurry, “Japan will become carbon neutral by 2050, PM pledges,” The Guardian, October 26, 2020, https://www.theguardian.com/world/2020/oct/26/japan-will-become-carbon-neutral-by-2050-pm-pledges.

[46] Isabelle Gerretsen, “South Korea formally commits to cutting emissions to net zero by 2050,” Climate Change News, October 28, 2020, https://www.climatechangenews.com/2020/10/28/south-korea-formally-commits-cutting-emissions-net-zero-2050/.

[47] Damon Evans, “Transition to renewable energy at risk in Asia Pacific,” Energy Voice, July 5, 2020, https://www.energyvoice.com/renewables-energy-transition/239815/transition-to-renewable-energy-at-risk-in-asia-pacific/.

[48] “Asia Pacific’s energy transition wiill be long-drawn out: S&P,” The Economic Times, April 21, 2021, https://energy.economictimes.indiatimes.com/news/coal/asia-pacifics-energy-transition-will-be-long-drawn-out-sp/82180737.

[49] Thousands of end use products are manufactured using petrochemicals, such as wind turbines, solar power panels, tires, detergents, furniture, cosmetics, medicines and medical devices, electronics, paints, thermal insulation, and plastics, among others.

[50] IEA, The Future of Petrochemicals: Towards a more sustainable chemical industry,  2019, https://www.iea.org/reports/the-future-of-petrochemicals.  

[51] Rystad Energy, “Covid-19 and energy transition will expedite peak oil demand to 2028 and cut level to 102 million bpd,” Rystad Energy, November 2, 2020, https://www.rystadenergy.com/newsevents/news/press-releases/covid-19-and-energy-transition-will-expedite-peak-oil-demand-to-2028-and-cut-level-to-102-million-bpd/.

[52] “Global supply-and-demand outlook to 2040,” McKinsey, February 26, 2021, https://www.mckinsey.com/industries/oil-and-gas/our-insights/global-oil-supply-and-demand-outlook-to-2040.

[53] “New Energy Outlook 2020,” Executive Summary, BloombergNEF, https://about.bnef.com/new-energy-outlook/#toc-download.

[54] Ed Crooks, “What coronavirus means for the energy transition,” Wood Mackenzie, September 29, 2020, https://www.woodmac.com/news/feature/what-the-coronavirus-means-for-the-energy-transition/#:~:text=In%20the%20Wood%20Mackenzie%20base,gasoline%20consumption%20starts%20to%20decline.&text=With%20high%20demand%20growth%2C%20driven,tighten%20as%20soon%20as%202024.

[55] OPEC, World Demand Outlook 2045, Ch. 3, https://woo.opec.org/chapter.php?chapterNr=101.