Universitarios de las zonas opositoras exigen el reconocimiento de sus estudios