Abusos contra sirios en Turquía: impulsados por el discurso de odio y amplificado por la propaganda

Por Omar Nour para Syria Direct

Refugiados sirios en un campo de Capadoccia, Turquía. [Fabio Sola Penna/ Creative Commons]

“Dijiste que estaríamos orando en la Mezquita Omeya [en Damasco] en 24 horas. ¿Pero qué pasó? Ahora millones de sirios rezan en nuestras mezquitas. ¿Cómo podría la administración política estar hablando de amistad, hermandad y paz?”, dijo recientemente el líder del Partido Popular Republicano de Turquía, Kemal Kılıçdaroğlu, en un discurso dirigido contra el presidente Recep Tayyip Erdogan.

[Se prohíbe expresamente la reproducción total o parcial, por cualquier medio, del contenido de esta web sin autorización expresa y por escrito de El Intérprete Digital]

“Después de que ingresaste a Siria, 3.6 millones de sirios vinieron [a Turquía] y desembolsaste 40 mil millones de dólares en ellos. ¿Qué hubiera pasado si hubieras usado esos $ 40 mil millones en empresarios, agricultores e industriales?”.  Este discurso político contra los refugiados sirios podría contribuir a convertir el odio en acción, según Osama al Boushi, un activista sirio que vive en Estambul, que citó un incidente el 7 de enero, donde el sirio Muhammad al Ahmad, de 11 años, fue brutalmente golpeado por un hombre turco en Ankara, dejándolo con un brazo roto, un cráneo fracturado, daño dental y un ojo hinchado.

En diciembre, cuatro niños sirios fueron golpeados por guardias (Güvenlik) en una de las estaciones de metro de Estambul.

Además, el Centro Sirio para los Medios de Comunicación y la Libertad de Expresión (SCM en inglés) documentó ocho casos de agresión contra sirios en Turquía entre octubre de 2019 y agosto de 2020. Estos ataques varían desde la humillación hasta la destrucción de propiedad e incluso el asesinato.

Motivos en disputa

Haciendo eco del discurso de Kemal Kılıçdaroğlu, un académico y ex miembro del parlamento, Pelin Gündeş, tuiteó el 21 de febrero: “No existen mujeres sirias en el mercado laboral. Y ¿alguna vez has visto a una mujer siria hacer algún trabajo doméstico? Nuestras mujeres, las mujeres uzbekas y turcomanas están haciendo estas cosas. Tengo 48 años y sigo trabajando incluso los domingos. Pero las mujeres sirias que se quedan en casa me agota”. Muchos en las redes sociales consideraron que su tuit incitaba al odio contra los sirios en Turquía.

El informe publicado por el SCM citó seis discursos y tweets similares de celebridades y políticos turcos entre julio y septiembre de 2020, uno de los cuales fue un discurso de un miembro prominente del Partido IYI, Ilay Aksoy, denunciando el empleo de la mujer siria Aya al Sakka en la ciudad de Basaksehir. Además, el 15 de diciembre, el periodista turco Fatih Altayli atacó a los sirios en Turquía en una transmisión en vivo en la red de televisión Turk Haber, diciendo que los sirios se apoderaron de Turquía y nadie los hace responsables. Esto enfureció a muchos sirios y turcos en las redes sociales, muchos de los cuales lo denunciaron como racista.

Según al Boushi, que estuvo siguiendo la situación de los refugiados sirios en Turquía, muchos incidentes raciales contra sirios ocurren después de las declaraciones anti sirias de la oposición turca. Amir Said, un refugiado sirio que vive en Estambul, “tuvo una disputa con un turco a favor de la oposición que creía que recibir a sirios en Turquía era un error y nos culpó como sirios por salir de Siria  – ¡como si nos fuéramos de buena gana!” comentó a Syria Direct.

En otro incidente, el colega de Said se negó a compensarlo por las horas extraordinarias, confirmando que esto les ha sucedido a muchos de sus amigos sirios. El 27 de agosto, los activistas distribuyeron fotos en las redes sociales de carteles que personas desconocidas habían esparcido en Gaziantep pidiendo que los sirios regresaran a su país.

Sin embargo, sigue siendo incierto si todos los ataques contra sirios en Turquía están motivados racialmente por el racismo. Al Boushi no pudo decir con certeza que la golpiza del niño, al Ahmad, fue por motivos raciales, y señaló que el incidente tuvo lugar en una calle conocida por estar densamente poblada por sirios. Según Batoul (Um Beshr), a veces la gente exige que los sirios regresen a su país. Su hermana, dijo, una vez le pidió a su vecina que bajará el ruido de su casa, pero la vecina le envió un mensaje de texto: “He vivido aquí durante años; si no te gusta estar aquí, vuelve a tu país”. Sin embargo, el esposo de la vecina se disculpó más tarde y le dijo a la hermana de Batoul que no había diferencia entre ellos.

El otro lado

A pesar de la difusión de noticias sobre los problemas que enfrentan los sirios en Turquía, no todo es negativo, según Um Beshr, y dice que recibe una cálida bienvenida de sus vecinos y las madres de los amigos de sus hijos en la escuela y que algunos vecinos a veces la invitan a visitar sus hogares.

Said cuenta otra experiencia que ha tenido con los turcos: “nos llevamos bien, tal vez porque hablo turco. Los turcos son gente nacionalista y les gusta cuando te ven hablando su idioma. Esto puede hacer que te traten mejor”.

Orhan Goul (seudónimo), un ciudadano turco que vive en Estambul, le dijo a Syria Direct que nunca ha tenido un incidente con un sirio a pesar de estar en estrecho contacto con ellos y trabajar con muchos de ellos, y siempre ha estado en buenos términos. Goul enfatizó que esto no sólo se aplica a él, sino también a su familia y a sus seres queridos, ninguno de los cuales tuvo problemas al tratar con sirios.

“Los sirios viven entre los turcos y son libres de practicar todas sus actividades y formar parte de la sociedad turca”, según el analista político turco Yusuf Katipoglu, citando el hecho de que Turquía privilegia a sirios calificados al proporcionar ciudadanía a aquellos que cumplieron las condiciones necesarias. Sin embargo, “la naturalización de grandes grupos de sirios enfurece al público que considera que sus antepasados lucharon por la libertad de esta nación, según el escritor y periodista turco Hisham Gonay, “y ahora los extranjeros que supuestamente habían venido aquí temporalmente se están naturalizando lentamente”.

Intentos de demonizar a Turquía

Katipoglu advirtió contra la exageración de algunos de los ataques que “ocurren aquí y allá contra nuestros hermanos sirios en Turquía” y “describiéndolos como un gran problema”. La motivación detrás de esto, dijo a Syria Direct, es “demonizar a Turquía y presionar al gobierno para que lo derroque”. Según Katipoglu, la oposición turca critica al gobierno tratando de reprobar sus planes y usar la “tarjeta siria” como pretexto, y agregó que cuando un sirio comete un delito o infringe la ley, no se puede generalizar a todo el pueblo sirio.

En el mismo contexto, Gonay consideró que los ataques contra sirios en Turquía no pueden considerarse sistemáticos o que toda la sociedad turca participa en el discurso de odio. “Puede haber cierto disgusto general hacia la presencia de refugiados en Turquía por razones conocidas, como la mala economía y el desempleo generalizado, lo que lleva a un sentimiento negativo del público hacia los sirios”, en combinación con “la total negligencia de los medios de comunicación progubernamentales hacia estos incidentes y su debilitamiento, lo que lleva a un aumento en su número”, comentaba Gonay a Syria Direct.

Además, los refugiados sirios, según Gonay, fueron parcialmente responsables de participar en la política y expresar públicamente su apoyo al gobierno al izar la bandera [de la revolución] siria durante las elecciones y gritar en apoyo del Partido de la Justicia y el Desarrollo: lo que provoca al público turco que ve a los refugiados como invitados que no tienen derecho a intervenir en los asuntos internos [de Turquía], especialmente en las elecciones.

Por otro lado, aseguró que “el Ministerio del Interior de Turquía es responsable de que ni un solo funcionario discuta públicamente el hecho de que existen muchos actores que brindan ayuda a los sirios”. “Entonces, cuando un ciudadano turco de clase trabajadora se entera de que Turquía gastó miles de millones de dólares en refugiados sirios, se quejará de su presencia y los verá como una competencia potencial por su sustento”, agregó Gonay.

Por el contrario, Katipoglu afirmó que la ayuda proporcionada a los refugiados sirios es provocativa solo para una minoría de laicos y nacionalistas. El presidente Erdogan declaró anteriormente que su país había gastado $40 mil millones en refugiados sirios, mientras que la Unión Europea gastó solo $3 mil millones.

El estado de derecho y el diálogo con la oposición

En algunos casos, la policía descuida algunas denuncias de refugiados sirios u otros, ya sea por “motivos racistas, porque no existen daños o amenazas reales, o porque el autor no sabe turco y no se proporcionó un intérprete”, comentó el presidente de la Asociación de Abogados Sirios Libres, Ghazwan Kronfol, a Syria Direct.

En consecuencia, si alguien quiere presentar una denuncia por abuso verbal o físico racista, sería mejor llevar su denuncia directamente al Ministerio Público. Este último está obligado a responder de manera justa a la denuncia, según Kronfol. El Comité Conjunto Sirio-Turco hace un seguimiento de algunos casos de agresión que se le remitieron los organismos oficiales turcos preocupados que se ocupan de estos casos “de manera seria y positiva”, según Inas al-Najjar, Oficial de Comunicaciones del Comité.

Pero el gobierno turco tendrá que esforzarse al máximo para encontrar soluciones a largo plazo, según Gonay, mediante campañas de concienciación o declaraciones públicas en las redes sociales, especialmente porque el 80% de los medios turcos son cercanos al gobierno turco. Este tipo de concienciación podría presentar a los sirios como estudiantes y empresarios exitosos que contribuyeron a la economía turca y socavando la imagen del refugiado sirio como una carga para el estado.

En este contexto, un estudio publicado en septiembre pasado por el Centro Harmoon de Estudios Contemporáneos reveló que aún existe ambigüedad en cuanto a proyectos para apoyar la asimilación de los sirios y ayudarlos a aprender el idioma turco. Además, el estudio mostró que el drama y los medios de comunicación turcos retratan negativamente a los refugiados sirios como personajes pobres y rurales que mendigan en las calles. Por el contrario, las instituciones sirias en Turquía no desempeñaron ningún rol a la hora de abordar la gran presencia siria en el país.

Además, atar el destino de los sirios al futuro del gobernante Partido Justicia y Desarrollo no sirve a los intereses sirios, advirtió Gonay, llamándolos a comunicarse con la oposición turca, especialmente con el Partido Popular Republicano para llegar a una solución, especialmente en Turquía un país donde el poder se alterna; el partido gobernante puede cambiar según las elecciones.

Entre los esfuerzos conjuntos entre sirios y turcos para reducir las hostilidades, al Najjar señaló que había un “equipo conjunto entre el Comité Conjunto Sirio-Turco y la División de Asimilación de la Dirección General de Gestión Migratoria que trabaja en el desarrollo de vías para la asimilación de los sirios en Turquía y en la sensibilización al respecto”. El Comité Conjunto está tratando de arrojar luz sobre el panorama más amplio para los sirios en Turquía, que consiste en muchas historias de éxito en los campos de la ciencia, la educación, los negocios y los deportes. “Tenemos muchos modelos fantásticos de historias de éxito, algunas de las cuales han llegado a los medios de comunicación mientras que otras fueron descuidadas”, pidiendo a los sirios en Turquía que trabajen con más seriedad y determinación para mostrar la imagen real de la sociedad siria y sus valores y moral, comentó al Najjar.

El reporte fue publicado originalmente en árabe y traducido al inglés por Ahmad Elamine.

[Se prohíbe expresamente la reproducción total o parcial, por cualquier medio, del contenido de esta web sin autorización expresa y por escrito de El Intérprete Digital]

Omar es licenciado en Ciencias Políticas y es originario de Damasco. Trabajó como reportero de campo en East Ghouta con varias estaciones de radio y televisión. También realiza trabajos de locución y grabando decenas de programas de radio y podcasts.

N.d.T.: El artículo original fue publicado por Syria Direct el 30 de marzo de 2021.