La batalla por la sucesión de Yalal Talabani

Por Kamal Chomani para 1001 Iraqi Thoughts

Valla publicitaria de Qubad Talabani en la ciudad de Duhok, Irak. [Levi Clancy / Wikimedia Commons]

El segundo partido político de la región del Kurdistán iraquí, la Unión Patriótica del Kurdistán (PUK, por su sigla en inglés), se enfrenta a una lucha interna por el poder. Qubad Talabani y Bafel Talabani, hijos del difunto ex Presidente iraquí y líder de PUK, Jalal Talabani, compiten con su primo, Lahur Talabani. En los últimos días, las desavenencias se hicieron públicas, lo que supuso un golpe de estado moderado.

[Se prohíbe expresamente la reproducción total o parcial, por cualquier medio, del contenido de esta web sin autorización expresa y por escrito de El Intérprete Digital]

En 2019, el PUK celebró su cuarto congreso, en el que Bafel y Lahur surgieron como co-líderes del partido. Esto ocurrió a pesar de la oposición del ala de Lahur, que objeto  elegir a Bafel como colíder ya que recibió 791 votos frente a los 902 de Lahur. La elección puso de manifiesto el tenso ambiente político existente en el seno del partido, en medio de acusaciones generalizadas que denunciaban que el proceso de selección no fue ni libre ni justo.

Detrás de esta lucha en curso por la consolidación del poder se encuentra la lucha por la sucesión del Presidente Jalal Talabani. La madre de Bafel, Hero Ibrahim Ahmed, publicó en su página oficial una foto de su hijo con la leyenda “el único heredero legítimo de la herencia de Talabani es Bafel Talabani”.

El Plan: ¿Conspiración regional o intromisión extranjera? 

El plan parece haber sido urdido por el viceprimer ministro del Gobierno Regional del Kurdistán (GRK), Qubad Talabani, y su hermano, el autoproclamado presidente del PUK. El plan, que parece haber sido elaborado durante meses antes de su ejecución, incluía la eliminación de personas clave afiliadas a Lahur y al aparato de inteligencia de la PUK. Además, se incautaron las empresas propiedad de Lahur y se cerraron los medios de comunicación afiliados. El mensaje era claro: ponte del lado de los hermanos o serás despojado de todos los títulos y bienes sin necesidad de un juicio, una votación o cualquier mecanismo legal.

Lahur parece aislado y con poco margen de maniobra. Como colíder de la PUK, apartó y enfadó a la vieja guardia del partido. Algunos interpretaron sus acciones como síntomas de arrogancia, otros como parte de una reforma, pero lo que está claro es que el PUK nunca podrá reclamar legitimidad democrática.

Las plataformas mediáticas kurdas informaron de múltiples versiones sobre esta historia. Algunas se refirieron a entidades extranjeras que conspiraron contra Lahur, otras culparon a los partidos regionales, pero la posibilidad de una intromisión extranjera es muy poco probable. Es posible que algunos países extranjeros estén satisfechos con el resultado de lo que está ocurriendo, pero se trata de una coincidencia geopolítica, y no de un complot para destituir a Lahur por la fuerza: es lo que hicieron Bafel y Qubad para mantener el control del partido que cofundó su padre.

Las últimas declaraciones de Lahur Talabani acusan directamente al PDK, al Presidente turco Recep Tayyip Erdogan y a Turquía del golpe moderado. Sin embargo, los dos hermanos lo enmarcan dentro de la protección del PUK y de los intereses del pueblo del Kurdistán.

¿Por qué?

Hoy mismo, un medio de comunicación afiliado a Bafel Talabani denunció la detención de un espía en la casa de Jalal Talabani, asociado a Lahur Talabani. Parece que en este contexto la familia Talabani se convertió en juez y verdugo. Además, Bafel Talabani publicó una foto suya junto a la tumba de su difunto padre, prometiendo proteger al partido.

Las plataformas informativas kurdas, llenas de teorías conspirativas y de retórica de partidos políticos, situaron los últimos días en diferentes líneas de tiempo. El mensaje que Lahur Talabani compartió en sus plataformas de medios sociales es uno en el que alega la influencia de los otomanos, refiriéndose a Turquía, sin mencionar a Irán como partícipe de los recientes esfuerzos por destruir la PUK.

Lo que estamos presenciando es una lucha interna por el poder y los recursos. La oportunidad de minimizar y controlar a Lahur estaba llegando a su fin. Lahur controló los medios de comunicación y las redes sociales en los últimos tiempos, y su principal gran corporación mediática, iPlus, estaba en marcha antes de ser cerrada por los hermanos Talabani. Lo que estaba en juego era demasiado alto, y la creciente influencia de Lahur no podía seguir siendo tolerada por los actores políticos internos y la familia.

Además de lo recién mencionado, las páginas de Bafel Talabani en las redes sociales y las plataformas de medios de comunicación afiliadas comenzaron a referirse a él como presidente de la PUK, sin tener en cuenta al co-presidente Lahur Talabani. Estas estrategias políticas de aficionado reflejan la falta de experiencia de ambos primos en el gobierno y en la política.

Lahur Talabani es el antiguo director del Grupo Antiterrorista (CTG, por su sigla en inglés). La única experiencia laboral de Bafel Talabani es dentro de la unidad de inteligencia del PUK. Ambos, al igual que Qubad, no habrían llegado al consejo de dirección de la PUK si no hubieran sido hijos y sobrinos del ex presidente Jalal Talabani. Los hijos y sobrinos del presidente Jalal Talabani controlaban por completo la PUK, incluidos los negocios en Sulaymaniyah, así como las aduanas del petróleo y de los pasos fronterizos.

Los partidos chiítas de Irak quieren entender esta lucha de poder, sobre todo porque históricamente el PUK estuvo más cerca de las élites gobernantes chiíes de Irak. Anteriormente, los ex Primeros Ministros iraquíes Haider Al Abadi y Nouri Al Maliki se reunieron o intentaron mediar con Lahur Talabani y Bafel Talabani por separado. Según los informes, hablaron de las preocupaciones de seguridad y de los “puntos de vista comunes sobre cómo hacer frente a las actuales conspiraciones internas y externas a las que se enfrentan la Región del Kurdistán de Irak y al PUK”.

Mientras la dirección del PUK atraviesa dificultades, su rival, el Partido Democrático del Kurdistán (PDK), se beneficiará en general y en las próximas elecciones federales iraquíes. El liderazgo del PDK está a cargo de Masoud Barzani, y su autoritarismo significa que nadie dentro del partido se atreverá a confabular fuera de este marco. El PDK no dialoga con Lahur Talabani desde que éste reclamó el puesto de copresidente. Además, Lahur fue el opositor más ruidoso del PDK dentro del PUK. Ambos partidos tienen años de derramamiento de sangre y guerra civil entre ellos. El PDK siempre prefirió a Qubad Talabani sobre Lahur Talabani, ya que Qubad fue flexible a la hora de trabajar como viceprimer ministro del GRK tanto con Masrour como con Nechirvan Barzani.

El futuro del PUK 

Lo que los dirigentes del PUK no parecen estar dispuestos a aceptar es que sus problemas son mucho mayores que las luchas de poder internas que ellos mismos se impusieron. En las próximas elecciones federales iraquíes se enfrentarán a su mayor rival, el PDK, apoyado por Turquía, que se propuso consolidar el poder y silenciar a los críticos. A medida que las rivalidades internas del PUK se intensifican, la opinión pública está cada vez más descontenta con la falta de visión, ambición y capacidad del partido para cumplir sus promesas electorales.

La región del Kurdistán de Irak no es una democracia. Los que perpetúan esta opinión, o están ciegos ante el creciente autoritarismo o bien difunden intencionadamente propaganda. El PUK siempre fue considerado como un partido más suave en comparación con el PDK en cuanto a proporcionar un espacio para que el público se exprese libremente con normas democráticas. Sin embargo, el golpe moderado revela que el PUK planeó silenciar a cualquiera que vaya en contra de los intereses de los dos hijos del presidente Jalal Talabani. Lahur Talabani, a pesar de su retórica de ser diferente al PDK y a Masrour Barzani, no mostró ninguna diferencia desde que ocupó el puesto de copresidente a finales de 2019 en cuanto a la consolidación del poder, la puesta bajo su control de más negocios, la financiación y compra de medios de comunicación y la amenaza a los disidentes. La relativa estabilidad del Kurdistán iraquí motivó a que la comunidad internacional haga la vista gorda ante las crecientes violaciones de los derechos humanos, y esto incluye a los cientos de periodistas, activistas y disidentes que están encarcelados bajo el gobierno del GRK de Masrour Barzani.

Los intereses hegemónicos de los países vecinos parecen haber calado en las entidades políticas de la Región del Kurdistán. Más desavenencias y conflictos internos permitirán a los países de la región inmiscuirse aún más en los asuntos de la Región del Kurdistán y reforzar su influencia.

Esta lucha por el poder dentro del PUK es una nueva era en la región del Kurdistán de Irak. Los hermanos Talabani no podrán consolidar plenamente el poder cuando cambie la dinámica interna del partido. Aunque Lahur Talabani fue sorprendido por el golpe blando, es posible que pronto rechace dimitir. Los dos hijos intransigentes de Jalal Talabani creen que el PDK, Turquía, Estados Unidos y el Reino Unido les apoyan contra su primo porque protegen mejor los intereses de estas potencias. Esto dejó a Lahur sin opciones: o contraatacar o dimitir y abandonar la región del Kurdistán. Los días, las semanas y los meses que se avecinan son difíciles de predecir, sin embargo, los Talabani intransigentes seguirán enfrentándose entre sí, y si un bando no es capaz de silenciar completamente al otro por medios no violentos, Sulaymaniyah puede ser testigo de sangrientos enfrentamientos entre ciertas alas de la milicia del PUK leales a los hermanos y al primo.

[Se prohíbe expresamente la reproducción total o parcial, por cualquier medio, del contenido de esta web sin autorización expresa y por escrito de El Intérprete Digital]

Kamal Chomani es un analista político del Kurdistán iraquí. Actualmente está terminando un máster en la Escuela Willy Brandt de Políticas Públicas de la Universidad de Erfurt.

N.d.T.: El artículo original fue publicado por 1001 Iraqi Thoughts el 15 de julio de 2021.