Kurdos

Cristianos sirios: ¿minoría explotada o protegida?

El PUD exigió que la comunidad internacional —en particular Estados Unidos y la Coalición Global para Derrotar al Estado Islámico de Irak y el Levante (EIIL— “manejar con responsabilidad hacia los pueblos constituyentes del noreste de Siria que derrotaron a los terroristas en nombre del resto del mundo”, y que “encuentren una manera de proteger a estas personas”

Libertades religiosas, restricciones políticas: una disputa sobre la educación

La provincia de Hasakah, de mayoría kurda en Siria, es en su mayor parte un pacifico y escondido rincón del noreste lejos de las líneas del frente. Pero existen signos de un descontento latente en este rincón del país, donde la autoadministración dirigida por los kurdos ejerce su autoridad sobre una población diversa de kurdos, árabes y minorías cristianas etno-religiosas, incluidas asirias y armenias.

Guardián del hermano: pánico, muerte y locura en un internado turco

Habiendo asistido a un internado cuando era niño, el director, Karahan, revela conmovedoramente en una entrevista que el gran nivel de violencia en su escuela le causó una enorme impresión. Pero, al ver la película el aspecto más sorprendente de la negligencia y la privación es el procedimiento disciplinario que acecha a todos los aspectos mundanos, rutinarios, y cotidianos de la vida de los estudiantes.

Fuerzas Democráticas Sirias: entre la guerra y el sometimiento

Las últimas negociaciones entre la Administración Autónoma del Norte y el Este de Siria (AA), dominada por los kurdos, y Damasco están en un punto muerto, ya que este último insiste en el control total de la ciudad de Ain Issa, en la provincia nororiental siria de Raqqa. La ciudad, que se encuentra en la carretera internacional Alepo-Hasakah (M4), está cobrando importancia como punto de conexión de muchas regiones: la ciudad de Raqqa y las ciudades de Tel Abyad y Ain Issa en la provincia de Hasakah, la ciudad de Manbij en la provincia de Alepo y la ciudad de Mabrouka en el campo de Hasakah.