Las bases de la lectura de posos de café: una tradición de adivinar la fortuna y contar historias

Por Katherine Al Rashdan para Pink Jinn

Posos de café turco. [jordigreen / Creative Commons]

La taseografía, también llamada taseomancia, es el arte de leer sedimentos de café, té o vino como medio para adivinar la fortuna. Al viajar a Jordania, aprendí que ahí también hay un componente de narración de historias, y que los posos en el fondo de una taza de café se utilizan para generar cuentos de ficción que ayudan a pasar el tiempo. Las mujeres se juntan y, para divertirse, comparten historias sobre las imágenes que ven. En esta historia, te llevaré a un viaje al Reino de Jordania, donde aprendí sobre el uso de posos para hilar cuentos de ficción. También te llevaré a mi casa de Nueva York, donde tomé las habilidades que aprendí en Jordania y las usé para leer la suerte de mis amigos. ¡Yalla! (N.d.t.: ‘¡Vamos!’ en árabe)

[Se prohíbe expresamente la reproducción total o parcial, por cualquier medio, del contenido de esta web sin autorización expresa y por escrito de El Intérprete Digital]

Como recién casados, mi esposo y yo nos sorprendíamos entre nosotros con el desayuno en la cama. Él me mimaba con huevos, tostadas, fruta en rodajas, zumo de naranja recién exprimido y, por supuesto, café. A veces hacía café americano y, a veces, rompía la vieja cafetera de acero inoxidable y hacía café turco. En esas mañanas todo el apartamento olía a cardamomo. Si alguna vez tuviste el placer de despertarte con una taza de café turco, comprenderás la nostalgia que esto provoca.

Una mañana, mientras estábamos sentados tomando nuestro café, me contó una historia de su juventud. Cuando era niño, su madre y sus tías tomaban sus tazas de café y leían la fortuna de las demás, interpretando los patrones de los posos dentro de sus tazas. Las imaginé sentadas en semicírculo en el suelo, mirando el fondo de una taza de café como una bola de cristal. Pero mi burbuja estalló rápidamente. Mi esposo dijo que los miembros de su familia no leían el café molido como un medio para ver el futuro, sino más como una forma de pasar el tiempo. Lo comparó con mirar las nubes y ver las formas en el cielo.

Unos años después de esa conversación, finalmente pude ver el país de origen de mi esposo, Jordania, por primera vez. Pasé años investigando su cultura y tradiciones en Internet, viendo cualquier blog que pudiera encontrar sobre la vida en Ammán. Trabajé duro para encontrar recetas tradicionales levantinas, haciendo knafeh, hummus y falafel a partir de recetas que encontré en línea. Y finalmente, estábamos allí.

Al llegar al Aeropuerto Queen Alia, Jordania no se parecía a nada que hubiera experimentado antes. Hicimos un viaje en taxi de una hora al norte hasta la ciudad natal de mi esposo y no podía dejar de maravillarme con el mundo que me rodeaba. Palmeras, camellos gigantes, casas de hormigón de color arena – era todo tan diferente y tan hermoso.

Rápidamente me di cuenta de lo importante que era el café en la cultura de mi esposo. Esa noche, al llegar a casa de mis suegros por primera vez, fuimos recibidos con abrazos, besos y café. De hecho, el café se servía todo el día y toda la noche, siempre disponible en un termo especial que se mantiene caliente todo el tiempo, por si acaso un invitado pasa sin previo aviso. El café fluyó constantemente durante nuestro tiempo en Jordania.

Un día, unos meses después de llegar, estaba en la casa de mi cuñada en Ammán. Los niños estaban entreteniéndose en el patio. El olor de Maglouba estaba en el aire. Y las mujeres estaban sentadas en el suelo tomando su café. En momentos como este, cuando mi esposo estaba lejos de mí, siempre me ponía nerviosa. No hablaba mucho árabe y mi marido era mi traductor. Estar sin él me provocaba ansiedad cada vez que sucedía algo fuera de lo común.

La puerta se abrió de repente y vi a mi hijo llorando corriendo hacia mí. Estaba molesto por algo que había hecho uno de sus primos y, francamente, estaba listo para una siesta. Traté de calmarlo pero él no lo estaba permitiendo. De repente apareció mi cuñada con una taza, la había volteado sobre el platillo y los sedimentos ya estaban secos. Usó las imágenes de los posos secos en la taza para contarle a mi hijo una historia. Escuché palabras en árabe que reconocí: camello, montaña, estrella, pez.

Mi hijo miró su boca y escuchó sus palabras, y vio las imágenes correspondientes alrededor de la taza. La giró como un caleidoscopio para ver mejor. Ella le estaba contando una historia usando los posos de la taza de café como guía.

En ese momento supe que leer posos de café significaba cosas diferentes para diferentes personas. Los posos se pueden interpretar para comprender el camino a seguir de alguien, pero también se pueden utilizar para contar historias. Y lo que pasa con contar historias con posos de café turco es que los posos dentro de la taza se parecen al paisaje jordano: un desierto de arena, con palmeras, camellos y una hermosa puesta de sol.

Unos meses después, de vuelta en Nueva York, decidí explorar más la taseomancia. Me conecté a Internet y compré libros – incluso encontré una taza y un platillo antiguos que fueron creados para usarse en la lectura de hojas de té. Pero estaba más interesada en la lectura de posos de café. No pude encontrar nada específico, así que decidí buscar productos por mi cuenta. Encontré dos tazas de leche de vidrio que sirven a la perfección – son como un lienzo en blanco, lo que permite que los posos tomen formas que son muy visibles a la vista debido al fondo blanco.

Comencé a leer las fortunas de mis amigos y vi cuánta energía se dedica a empujar los posos y crear las imágenes en la taza. La lectura de cada uno es diferente – los posos nunca hacen la misma imagen dos veces y esa es una de las cosas que resulta tan interesante de leerlos. La persona que está bebiendo ese café está, en cierto modo, dibujando a ciegas las imágenes que vemos. No usa lápiz y papel, sino que dibuja las imágenes en función de cómo toma su café. ¿Toma sorbos largos y prolongados? ¿Lo bebe demasiado rápido? ¿Está hablando mientras bebe su café? ¿Está en silencio? Todo esto impacta en la lectura y todo funciona para crear los patrones que nos quedan para interpretar. Son la energía, la agresión y la pasividad del bebedor las que crean las imágenes dentro de una taza.

Leer posos es verdaderamente una forma de arte. Es hermoso. Es divertido. Y hay tantas formas de hacerlo. Se puede hacer como un medio para mirar hacia el futuro. Pero también se puede hacer para despertar la imaginación con el propósito de escribir o contar una historia. Cualquiera que sea su uso, espero que esta tradición permanezca viva. Y espero seguir trabajando en mis propios métodos de lectura y narración.

Lectura de granos de café turco paso a paso

  1. Prepará tu café como de costumbre. Yo prefiero Alameed (un favorito de Jordania), pero cualquier tipo de café turco sin filtrar servirá. Vertí el café en una taza y bebé hasta que estés cerca del final. Solo deberían quedar unos pocos sorbos en el fondo.
  2. Mové la taza con un movimiento circular tres veces, llevando el líquido lo más cerca posible del borde de la taza, sin que salpique.
  3. Volteá la taza sobre el platillo; algo de líquido puede derramarse de la taza al platillo, eso es normal. Déjalo secar allí durante tres minutos.
  4. El café ya debería estar pegado a los lados de la taza. Deberías poder levantar la taza y ver diferentes imágenes. Girá la taza y mirá hacia adentro desde diferentes ángulos para obtener una nueva perspectiva.
  5. Ciertos símbolos significan ciertas cosas. A continuación, encontrarás algunas formas comunes.

*** No soy experta en leer posos de café turco, solo una fan que lo hace por diversión con amigos. Hay un montón de libros existentes sobre el arte: recomiendo Fortune in a Coffee Cup: Divination with Coffee Grounds (Fortuna en una taza de café: adivinación con granos de café) de Sophia – pero también hay muchos otros.

Formas comunes y sus significados

  • Corazón – amor, nuevo amor, fortalecimiento del amor existente
  • Llamas/fuego – pasión, nuevo amor
  • Llave – encontrar algo, éxito, encontrar el éxito
  • Ojo – confiá en tu instinto, alguien te está buscando
  • Montaña – un obstáculo, algo en tu camino
  • Serpiente – celos, tener cuidado
  • Cartera – ganar dinero, empleo nuevo
  • Números – verás números en los posos, pregúntale al bebedor por su significado
  • Letras – verás letras en los posos, preguntale al bebedor por su significado

[Se prohíbe expresamente la reproducción total o parcial, por cualquier medio, del contenido de esta web sin autorización expresa y por escrito de El Intérprete Digital]

Katherine Al Rashan es una periodista independiente que vive en Nueva York.

N.d.T.: El artículo original fue publicado por Pink Jinn el 17 de noviembre de 2021.