Los talibán intentan crear una atmósfera de guerra y paz para ganar puntos

Por Redacción para Strategic Council on Foreign Relations (SCFR)

Nube tras bombardeo de apoyo, Afganistán. [Defense Images / Creative Commons]

En una entrevista con la página web del Strategic Council on Foreign Relations , Farzad Ramezani Bonesh se refirió a la continua violencia en Afganistán en simultáneo con las negociaciones entre los talibán y el gobierno afgano. “Observando la geografía de los avances militares y políticos en Afganistán, está claro que en los últimos meses, desde la convocatoria a la cumbre de Estambul en Turquía y la continuación de las charlas sobre la presencia de los talibán y otros asuntos políticos en pos de crear una nueva estructura política en Afganistán, los talibán están tratando de obtener los mayores triunfos en términos militares, políticos y de seguridad”, expresó Ramezani.

[Se prohíbe expresamente la reproducción total o parcial, por cualquier medio, del contenido de esta web sin autorización expresa y por escrito de El Intérprete Digital]

Recordando que a los talibán se les encomendó negociar con el gobierno afgano en el marco de un acuerdo de paz con Estados Unidos, Ramezani añadió: “Con la reducción de las fuerzas de la OTAN y de Estados Unidos en Afganistán y su retirada gradual en el próximo verano, los altos cargos talibán llegaron a la conclusión de que, si se espera que asistan a la reunión decisiva para la división del poder, será mejor que aprovechen al máximo su carta de poder militar y avancen todo lo posible en las provincias de ese país, e incluso capturen algunas ciudades”.

Los talibán quieren ganar terreno haciendo escalar la violencia

“Crear una atmósfera psicológica que los favorezca, es otro objetivo central de las operaciones militares de los talibán en las últimas semanas. Parece que la violencia, el asesinato de civiles y las operaciones armadas son la base para ganar presencia y poder de cara a las negociaciones”, declaró el experto en Afganistán.

Ramezani se refirió a la resolución del Parlamento Europeo en la que se subraya que los talibán prefieren continuar la guerra antes que negociar con el gobierno afgano, y que sus ataques dirigidos a ocupar las zonas controladas por el gobierno aumentaron significativamente desde el inicio de las conversaciones inter-afganas. “El grupo intentó en los dos últimos meses, participar en las negociaciones con mayor amplitud y recibir más concesiones de Estados Unidos y de las dos principales facciones de Afganistán y de demostrar prácticamente su demanda a su manera, creando condiciones directas e indirectas, así como negándose a asistir a la Conferencia de Estambul, con diversos pretextos como el mes del Ramadán” explicó.

Se cuestiona la legitimidad de los talibán con actos violentos

En cuanto al cuestionamiento de la legitimidad de los talibán, en relación con las acciones violentas que provocaron la muerte del pueblo afgano, Ramezani dijo: “No tienen legitimidad entre todos los ciudadanos afganos. Incluso desde el punto de vista religioso, la opinión de los hazaras, de los chiítas de Afganistán y de importantes sectores de la población de ese país, desde los partidarios del laicismo hasta la visión religiosa hanafi, no tienen una visión positiva del grupo”.

La mayoría de los afganos no ven a los talibán con buenos ojos

Según algunos informes, incluso si consideramos que el número de los talibán asciende a 80.000, este grupo representa el 0.002% de la población afgana. “Sin embargo, en los últimos años, intentaron ganar cierta influencia entre los principales grupos étnicos, como los tayikos, los uzbekos y los hazaras, e incluir a algunas figuras turcomanas y baluchis en su estructura para mostrar una visión global y homogénea de las etnias y religiones del país, es evidente que la mayoría de los ciudadanos afganos no tienen una visión positiva del marco ideológico de los talibán, así como de sus objetivos y aspiraciones”, expresó el analista.

Refiriéndose a los logros de la sociedad afgana, incluso en los ámbitos del pluralismo de los medios de comunicación y la libertad de prensa, el aumento de las tasas de alfabetización, la mayor libertad de comunicación con el exterior y la presencia sociopolítica de las mujeres, el experto en asuntos afganos dijo: “Afganistán es significativamente diferente al de los últimos 20 años y experimentó una evolución muy amplia. Esos avances cambiaron la forma de ver a los talibán, aunque una parte importante de la población urbana del país no tiene una visión positiva de ellos. En los pueblos, esos cambios son muy significativos».

Ramezani también señaló que los talibán siguen teniendo influencia y poder en partes importantes del sur y el este de Afganistán y que están intentando infiltrarse también en otras partes.

La responsabilidad de los talibán frente a la violencia

Haciendo hincapié en la responsabilidad de los talibán como grupo que reclama una cuota de poder ante la escalada de violencia en Afganistán, Ramezani añadió: “Están tratando de obtener la mayor cantidad de puntos de las dos facciones principales del gobierno durante las conversaciones de paz intra-afganas y mostrarse como el reclamante y el grupo que tiene la mayor cuota en cualquier forma de la futura estructura política de ese país”.

“La lógica y el punto de vista de los talibán sobre el aumento de los atentados en diferentes partes de Afganistán y las explosiones en algunos centros urbanos, rurales y remotos, y los ataques a las zonas de seguridad se debe a la utilización de los ataques militares como una herramienta para aumentar su peso y su cuota en las negociaciones, así como la influencia en otras ciudades y regiones densamente pobladas”, concluyó el experto.

[Se prohíbe expresamente la reproducción total o parcial, por cualquier medio, del contenido de esta web sin autorización expresa y por escrito de El Intérprete Digital]

N.d.T.: El artículo original fue publicado por Strategic Council on Foreign Relations el 27 de junio de 2021.