El renacimiento del «Ejército del Islam»: el sueño “Enver Pasha” de Erdogan

Por Yeghia Tashjian para New Eastern Politics

Sin título [Fuente desconocida]

El 10 de julio de 1918, el Ministro de Guerra otomano, Enver Pasha, ordenó la formación del ‘Ejército Islámico del Cáucaso’ con el fin de repeler a las fuerzas armenias en el sur del Cáucaso, unir a todas las naciones turcas de la región bajo la bandera de islam y capturar los campos petroleros de Bakú. La iniciativa de Enver tuvo bastante éxito y jugó un papel importante en la campaña del Cáucaso durante la Primera Guerra Mundial. Sin embargo, estas estrategias colisionaron con los intereses alemanes y ruso/bolcheviques. 

[Se prohíbe expresamente la reproducción total o parcial, por cualquier medio, del contenido de esta web sin autorización expresa y por escrito de El Intérprete Digital]

Hubo desarrollos interesantes en el Cáucaso durante este periodo. Los bolcheviques que firmaron el Tratado de Brest-Litovsk, acordaron reconocer la independencia de Georgia bajo el protectorado alemán y permitieron que Alemania tuviera el 25% del petróleo de Bakú. El objetivo principal de los bolcheviques era ganar tiempo y evitar que los otomanos capturaran Bakú alentando a su enemigo histórico, los alemanes, a capturar el ferrocarril y el oleoducto que iba de Bakú a Batumi. Bajo la presión alemana, los otomanos abandonaron la idea de tomar el estratégico ferrocarril y concentraron sus esfuerzos en Bakú. A inicios del 15 de septiembre de 1918, el «Ejército del Islam» tomó Bakú y cometió masacres contra los armenios y comunistas. No obstante, con el fin de la Gran Guerra y la rendición del Imperio Otomano, el sueño de Enver llegó a su fin y sus fuerzas se retiraron de la región. 

Casi un siglo después, la idea de revivir un ‘Ejército islámico’ bajo el mando turco todavía juega un papel importante en la mentalidad de los líderes contemporáneos del AKP. En 1997, el alcalde islamista de Estambul, Recep Tayyip Erdogan, citó el poema de Ziya Gokalp: «Las mezquitas son nuestros cuarteles, las cúpulas son nuestros cascos, los minaretes, nuestras bayonetas y los fieles, nuestros soldados …», lo que resultó en su encarcelamiento. Este poema puede resumir la narrativa ideológica básica de la Turquía contemporánea. La política exterior de Turquía bajo Erdogan comenzó a seguir un camino panislamista/neootomano y panturco, por lo que a menudo colisiona con sus vecinos en el Mediterráneo y del Medio Oriente. Para cumplir su sueño, Erdogan necesitaba un ejército leal compuesto por mercenarios, que son menos costosos, más hábiles y están listos para luchar por dinero. Sin embargo, el «Ejército del Islam» de Erdogan también tiene una columna vertebral ideológica, ya que también contiene a hábiles combatientes turcos. 

Entonces, ¿quiénes son estos mercenarios y los combatientes turcomanos deseosos de morir por las políticas expansionistas de Erdogan?

De hecho, los turcomanos sirios son de origen turco y comparten una parte importante de su cultura con Turquía. Con el inicio de la crisis siria en 2011, el nacionalismo turco comenzó a ser una fuerza potente en los movimientos ideológicos dentro de la comunidad. Los turcomanos en Siria muestran abiertamente su apoyo a partidos turcos más conservadores como MHP y el partido gobernante, AKP. El neootomanismo y el panturquismo son también temas comunes entre las brigadas turcomanas en Siria, con varias brigadas que hacen uso de banderas otomanas, nombres y símbolos panturcos. Para organizar la comunidad, en diciembre de 2012 se formó la Asamblea del Turkmenistán Sirio, una coalición de partidos y grupos políticos sirios-turcomanos, con el respaldo y el apoyo de Turquía. Estaban compuestos principalmente por el Bloque Turcomano de Siria y el Movimiento Turcomano Democrático Sirio. Es más, la ocupación turca en el norte de Siria busca legitimar la presencia militar de los combatientes turcomanos, y Ankara los considera los más leales a sus políticas y para revivir sus sueños otomanos de expansión. Pronto, la Asamblea tuvo su ala militar llamada la Brigadas de Turkmenistán Sirio con sede en Estambul y dirigida por Ahmet Arnavut (también conocido como Abu Fadil).

En diciembre de 2017, Turquía reagrupó todas las fuerzas militares sirias-árabes y turcomanas, y fundó el “Ejército Nacional Sirio” (ENS). El ENS es un grupo armado de oposición respaldado por Turquía compuesto entre 80 mil a 100 mil combatientes. La mayor parte de esta fuerza está formada por las divisiones/brigadas turcomanas llamadas Sultán Murad y Hamza. El ENS se concentra en áreas ocupadas por Turquía en Afrin, Idlib y Alepo. El objetivo oficial de la estructura es ayudar a la República de Turquía a crear una ‘zona segura? en el norte de Siria y establecer un «Ejército Nacional». Si bien nominalmente el ENS tiene una estructura unitaria que responde al ‘Gobierno Interino Sirio’, un organismo político respaldado por Turquía, el grupo responde directamente a Turquía. El Observatorio Sirio de Derechos Humanos reportó varios casos de violaciones de derechos humanos, donde combatientes del ENS publicaron fotografías de ellos mismos torturando a prisioneros de guerra kurdos. En definitiva, el ENS opera como un ejército sustituto de Turquía, que participa en conflictos fuera de Siria desde Libia hasta el sur del Cáucaso.

Variadas milicias y divisiones turcomanas altamente activas actúan bajo el paraguas del ‘Ejército Nacional Sirio’, como la División Sultan Murad, la Brigada Mehmed Conquistador, las Fuerzas Especiales de Alparslan, el Frente Turcomano Sirio, la Brigada Sultan Selim, el Batallón Anwar Al Haq, Brigada Ashab Al Yamin, Segunda División Costera, Brigada de Montaña de Turkmenistán, Brigada Muntasir Billah, Brigada Suleyman Shah, Brigada Sultan Malik Shah, Brigada Samarcanda (anteriormente parte de la División Hamza), Brigada Sultan Abdul Hamid Han. Sin embargo, arrojaré luz principalmente sobre las divisiones del Sultán Murad, el Sultán Abdul Hamid Han, Suleiman Shah y Hamza debido a su efectividad y popularidad.

Las Brigadas Sirias Turcomanas, también llamadas Ejército Unido de Turkmenistán (en turco: Birleşik Türkmen Ordusu), representan un amplio espectro de ideologías, desde el islamismo hasta el nacionalismo turco laico de derecha, a menudo en afiliación a la organización terrorista turca ‘Lobos Grises’. Están compuestos por decenas de divisiones y brigadas y entrenadas por la empresa SADAT International Defense Consultancy (conocida como milicias privadas del tipo Blackwater de Erdogan). Reclutaron no sólo a combatientes árabes y turcomanos locales, sino también a turcos y turcomanos del norte del Cáucaso, Asia central y otras regiones.

¿Quiénes son esas divisiones y brigadas?

La División del Sultán Murad es una de las fuerzas turcomanas más famosas formadas a principios de 2013 y opera principalmente en la gobernación de Alepo y Latakia. En 2016 afirmaban tener alrededor de 1.300 combatientes. Este grupo incluye varias brigadas como la Brigada Mehmed Conquistador, el Frente Turcomano Sirio, la Brigada Mártir Zaki Turkmani, la Brigada Ashbal Akida, la Brigada Ahli Sunnah, el Primer Regimiento y la Brigada de los Mártires Turcomanos. El 1 de noviembre de 2016, se formó un grupo denominado ‘Fuerzas de Alp Arslan’ en el norte de Alepo y se unió a la División del Sultán Murad. Su logo era una versión modificada de los lobos grises. La división también tiene varios combatientes nacidos en Turquía, como Zefer Kerkec, a quien se vio con varios comandantes importantes y combatientes turcos. Además, se informó que varios combatientes de Asia Central y la provincia china de Xinjiang se unieron a esta división.

De igual forma está la División Hamza, formada en 2013, que coopera con las Fuerzas Armadas de Turquía. La división siguió a las divisiones de infantería y tanques turcos y fue la primera en ocupar el Jarablus sirio en 2016. En 2018 participó en la ocupación de Afrin durante la ‘Operación Rama de Olivo’. En 2019, muchos de sus combatientes fueron enviados a Libia para participar en una operación dirigida por Turquía para ayudar al Gobierno de Acuerdo Nacional con sede en Trípoli. Según el ‘Observatorio Sirio de Derechos Humanos’ de la oposición siria, muchos voluntarios de la División Hamza fueron enviados a Azerbaiyán para luchar contra armenios en Artsaj.

Por otra parte, la Brigada Abdul Hamid Han, parte de la División Sultan Murad, opera en algunas áreas alrededor de Latakia y también se la conoce como la «Segunda División Costera». Incluye a combatientes árabes, pero está compuesta predominantemente por turcomanos y estuvo activa durante la invasión de Kessab, en 2015. Lleva el nombre del sultán otomano Abdul Hamid II y está dirigido por el comandante turcomano-sirio Omer Abdulla. Esta brigada adoptó una visión nacionalista turca más radical que otras brigadas y divisiones turcomanas sirias. También hacen un uso intensivo de símbolos relacionados con la «Shahada» en plural Shahid (N.d.T.: la palabra árabe Shahid plural de Shahada se relaciona con el martirio personal). Según publicaciones en las redes sociales, la brigada consta de alrededor de 50 combatientes y tiene vehículos de combate ligeros improvisados y múltiples lanzacohetes.

También está la Unión Suleiman Shah, comandada por Halil Abu Nejim. Está concentrada en la zona del monte Turkoman, tiene su sede en la provincia de Alepo y participó en la Operación Rama de Olivo de Turquía (enero de 2018).

Finalmente, la Segunda División Costera se formó en julio de 2015 y está dirigida por Alparslan Celik, de origen turco, miembro turco ultranacionalista de la organización terrorista ‘Lobos Grises’. En 2014, Celik se dirigió a Siria y se convirtió en el comandante de la Segunda División Costera. Se informó que fue él quien mató al piloto ruso Oleg Peshkov, que salió despedido de su avión tras ser derribado por Turquía en noviembre de 2015. Posteriormente, fue arrestado en Izmir y llevado a juicio, pero todos los cargos fueron retirados ya que el tribunal declaró que faltaban pruebas de que mató al piloto ruso. La división está compuesta por las siguientes brigadas: la Brigada de Turcomanos de Montaña, la Brigada Sultán Mehmet Conquistador, la Brigada Sultan Selim y la Brigada 1071 Raiders. El grupo afirma tener alrededor de dos mil combatientes.

Para concluir, esta no es la primera vez que Turquía recluta mercenarios para luchar por sus objetivos expansionistas. Durante la Guerra de Liberación de Artsaj de 1990-1994, cientos de chechenos y muyahidines afganos se unieron a las fuerzas azerbaiyanas, a menudo con ayuda logística turca y paquistaní. Históricamente, los europeos renunciaron a los mercenarios cuando se dieron cuenta de que estos combatientes pueden cambiar de bando, principalmente por razones financieras. Sin embargo, Turquía está un paso por delante, ya que los mercenarios turcomanos apoyan las aspiraciones neootomanas y panturcas de Erdogan basadas en fuertes convicciones políticas e ideológicas. 

Asimismo, diversos grupos lograron ocupar territorios en el norte de Siria y se asentaron allí con sus familias, con lo que cambiaron la naturaleza demográfica de muchas aldeas. Esto se adapta a los sueños panturcos de Turquía de reestructurar la demografía de muchas ciudades fronterizas en Siria e Irak. Al enviar estos mercenarios a Azerbaiyán, Turquía puede tener planes secretos para reasentar a esos combatientes con sus familias en territorios fronterizos o presuntamente capturados. Al hacerlo, Ankara quiere remodelar el panorama geopolítico de Oriente Medio y el Cáucaso. 

Estos mercenarios podrían ser utilizados como futuras ‘bombas’ contra los rivales regionales de Turquía, como Rusia e Irán. Sin embargo, Turquía puede utilizarlos incluso en Europa, India y China. Una cosa está clara: el presidente Erdogan quiere revivir el sueño de Enver Pasha y no sólo en el Cáucaso sino en los territorios que se extienden desde el norte de África hasta Asia central. Turquía quiere convertirse en el gobernante absoluto de los musulmanes y revivir el «Ejército del Islam» con el que alguna vez soñaron los líderes otomanos. 

A diferencia de 1683, hoy las ‘puertas de Viena’ están abiertas frente al presidente Erdogan. No existe un frente único que contenga sus ambiciones expansionistas ya que los europeos se encuentran fragmentados y débiles. Pero el presidente Erdogan, como Enver Pasha, ahora mira hacia el Este, donde el petróleo y sus parientes se encuentran nuevamente, y la batalla por el Cáucaso puede cambiar el equilibrio de poder en la región y las zonas colindantes.

[Se prohíbe expresamente la reproducción total o parcial, por cualquier medio, del contenido de esta web sin autorización expresa y por escrito de El Intérprete Digital]

Yeghia Tashjian es analista e investigador regional. Se graduó de la Universidad Americana de Beirut en Políticas Públicas y Asuntos Internacionales. Fundó el foro/blog New Eastern Politics en 2010. Es asistente de investigación en el Centro de Investigación de la Diáspora Armenia en la Universidad Haigazian. Actualmente, se desempeña en el Centro Regional de Mujeres en Guerra, un grupo de expertos en género. Asimismo, es colaborador de varios periódicos locales y regionales y presentador del programa “Turkey Today” de Radio Voice of Van. 

N.d.T.: El artículo original fue publicado por New Eastern Politics el 16 de octubre de 2020.

Referencias

-Arslon Xudosi, “Syrian Turkmen Groups in Latakia: An Overview», BellingCat.com, 7 de febrero de 2020 https://www.bellingcat.com/news/mena/2019/02/07/syrian-turkmen-groups-in-latakia-an-overview/

. Brandon Conradis, “Turkmens: an ethnic group at the center of the Syrian conflict”, Deutsche Welle, 25 de noviembre de 2015.
https://www.dw.com/en/turkmens-an-ethnic-group-at-the-center-of-the-syrian-conflict/a-18876277

-Can Erozden, “Syrian Turkmens to unite under single flag”, Anadolu Agency, 22 de noviembre de 2018. https://www.aa.com.tr/en/middle-east/syrian-turkmens-to-unite-under-single-flag/1318693 

-Fahru Aksut, “Syrian Turkmen support Ankara’s involvement in Idlib”, Anadolu Agency, 2020. https://www.aa.com.tr/en/middle-east/syrian-turkmen-support-ankaras-involvement-in-idlib/1741651 

-Khaled Al Khateb, “Syrian Turkmen groups return from Turkey to support opposition”, al-monitor, 6 de agosto de 2019. https://www.al-monitor.com/pulse/originals/2019/07/syria-turkmen-assembly-move-turkey-aleppo.html#ixzz6aZ9iPBL6 

-Mohanda Hage Ali, “Turkey’s Men”, Carnegie Middle East Center, 15 de noviembre de 2017. https://carnegie-mec.org/diwan/74726 

BBC News, “______, Who are the Turkmen in Syria?”, 24 de noviembre de 2015.  https://www.bbc.com/news/world-middle-east-34910389