Las mejores ciudades para estudiar árabe en Medio Oriente: Nablus

Por Emma Tveit para Pink Jinn

Sin título [Fuente desconocida]

¿Siempre pensaste en estudiar árabe en Medio Oriente pero nunca supiste dónde ir o cómo empezar? Si es así, no te preocupes más porque Pink Jinn te lo va a explicar, ciudad por ciudad.

[Se prohíbe expresamente la reproducción total o parcial, por cualquier medio, del contenido de esta web sin autorización expresa y por escrito de El Intérprete Digital]

Creamos esta guía clara y honesta basada en nuestras propias experiencias para mostrarte lo bueno, lo malo, lo maravilloso y lo francamente extraño de estudiar en el extranjero. Tanto si sos un estudiante universitario, un joven profesional interesado en la región o simplemente buscas una nueva aventura, esta guía te ayudará a encontrar el lugar perfecto para que aprendas árabe. Esta semana…

Nablus, Palestina

Situada en el altiplano central de Palestina, la hermosa Nablus está situada en un pintoresco valle entre dos montañas: el monte Gerizim y el monte Ebal. A diferencia de otras ciudades de Palestina, Nablus está relativamente «sin descubrir» por las hordas de turistas que visitan Cisjordania, por lo que la ciudad se mantuvo culturalmente auténtica y fiel a sus raíces tradicionales.

En muchos sentidos, Nablus es la postal perfecta de una ciudad de Medio Oriente: casas de tejados planos que se extienden por las colinas, con pequeñas calles laterales y zocos [N.d.t.: mercados] que se entrelazan entre ellas. Es el lugar perfecto para explorar sin una agenda, ya que se puede tropezar con joyas ocultas a cada paso, desde lugares religiosos hasta baños turcos, pasando por tiendas que venden kunafeh, el famoso postre palestino originario de Nablus, hecho con una fina pasta parecida a los fideos, jarabe azucarado y capas de queso (también se escribe knafeh o kunafa).

Perfecto para aventureros con confianza y sin expectativas

Dialecto

Si ya estudiaste árabe, sabrás que los dialectos suelen diferir de un país a otro, y a veces de una ciudad a otra. La mayoría de los estudiantes aprenden el árabe moderno estándar (MSA o fusha), que leerá en los medios de comunicación, en los documentos oficiales y en el Corán; sin embargo, no es tan comúnmente hablado en la calle.

El dialecto levantino (el árabe que se habla en Líbano, Jordania, Palestina y Siria) es uno de los más útiles para aprender. El ‘amiya’, como se denomina localmente, es más fácil de aprender que el AMS u otros dialectos como el marroquí o el egipcio. Además, se entiende ampliamente en todo el mundo árabe, por lo que aprender un poco le permitirá comunicarse con personas de la mayoría de los orígenes en todo Medio Oriente.

¿No podes decidir si aprender MSA o Amiyya? Hace clic acá para consultar nuestra guía que explica los pros y los contras de cada uno.

Una de las mayores ventajas de estudiar árabe en Nablus es que estás totalmente inmerso en él. En otras ciudades de Medio Oriente, puede ser tentador volver a visitar los lugares de reunión favoritos de los occidentales o mezclarse predominantemente con extranjeros de habla inglesa. En Nablus esto no es una opción: hay pocos turistas occidentales y aún menos expatriados. Y aunque algunos nativos hablan inglés, puede ser difícil moverse sin un nivel básico de árabe. Esto puede parecer desalentador al principio, pero es una forma fantástica de sumergirse en el idioma y obligarse a empezar a hablar, sin importar el nivel o la experiencia que se tenga.

Lo más destacado

Nablus alberga una serie de lugares de importancia cultural y religiosa fuera de la tradicional y trillada ruta turística de Tierra Santa.

Al igual que el resto de Palestina e Israel, Nablus alberga varias comunidades etno religiosas, como los musulmanes -que constituyen la mayoría de la población de la ciudad-, los cristianos y los samaritanos. En un día se puede visitar la Gran Mezquita de Nablus, la iglesia ortodoxa dedicada a San Justino Mártir y el Museo Samaritano. Otro de los lugares favoritos es el Pozo de Jacob, que siguió siendo importante para cristianos, judíos, musulmanes y samaritanos durante los últimos dos mil años. El pozo se considera a menudo el lugar más auténtico de Tierra Santa, dado que tiene 40 metros de profundidad y, por tanto, no se puede mover, ni se puede discutir su ubicación.

Como Nablus no es un destino turístico típico, es muy fácil toparse con estos lugares clave sin darse cuenta, ya que no están anunciados ni señalizados, al menos en inglés. ¿Y lo mejor? No tendrás que abrirte paso entre multitudes de visitantes como en Belén o Jerusalén.

Otro aspecto destacado de Nablus es el espíritu amable y acogedor de la población local. Para ser justos, probablemente dijimos lo mismo de todas las demás ciudades de Medio Oriente que abordamos en esta serie, porque es cierto. La tradición mundialmente conocida de la hospitalidad y la generosidad árabes hace que los turistas suelan vivir experiencias muy personales y auténticas en cualquier lugar de Oriente Próximo.

Esto es especialmente cierto en Nablus y en Palestina en general. Lamentablemente, esto se debe en parte al conflicto palestino-israelí; la población local es lógicamente consciente de cómo el conflicto puede influir en la experiencia de los visitantes y, por supuesto, del efecto que esto puede tener en la economía local y en la percepción de los extranjeros. Por ello, los habitantes de Nablus se preocupan por garantizar que los visitantes estén seguros, bien atendidos y se diviertan.

Nablus es el tipo de lugar en el que llegás a conocer a tus vecinos muy rápidamente. Aunque a algunos les resulte un poco intenso -sobre todo si se viene de una gran ciudad occidental donde la cultura puede ser bastante individualista-, proporciona un sentimiento de comunidad y una sensación de seguridad que hace que uno se sienta realmente como en casa -por no decir seguro, algo especialmente importante para las mujeres que viajan o viven solas en cualquier parte del mundo-.

Nablus es también el lugar perfecto para conocer la artesanía tradicional palestina, como la cerámica, el bordado, el jabón y el aceite de oliva. A pesar de las dificultades a las que se enfrentan los negocios palestinos a causa de la ocupación, estas industrias tradicionales siguen sobreviviendo, a menudo mantenidas por negocios familiares que existieron durante generaciones. No deje de visitar la fábrica de jabón: podrá comprar regalos y recuerdos y pasar un día recogiendo aceitunas con las familias locales, sabiendo al mismo tiempo que está apoyando a las empresas familiares locales y a la economía palestina.

Si pensas pasar unas semanas o más estudiando en Nablus, es probable que te familiarices con el zoco de la Ciudad Vieja. A un mundo de distancia de los zocos turísticos de Marruecos, el zoco antiguo de Nablus es una metrópolis auténticamente local, en la que se puede comprar de todo bajo un mismo techo -más o menos-. Definitivamente te perderás, pero eso forma parte de la diversión. Y si lo haces, es probable que encuentres una gran cantidad de puestos de comida callejera en los que podrás pedir indicaciones mientras comes un plato de kunafeh.

Y el kunafeh

¿Realmente hace falta decir más…? Nablus es el hogar original postre palestino de los sueños mundialmente famoso. Hay una tienda de kunafeh en cada calle, y un reto popular para los estudiantes es probar todos los lugares posibles para determinar cuál es el mejor -una tarea imposible y en la que seguro que ganarás 5 kilos, pero ¿deberías intentarlo de todas formas? ¡Claro que sí!-.

¿Amas la comida de Oriente Medio? Acá te mostramos 5 platos tradicionales de Oriente Medio que puedes probar en casa.

Frustraciones

Como en cualquier lugar, Nablus no es para todo el mundo. Aunque su ambiente tradicional es un gran atractivo para muchos, esto también conlleva un mayor nivel de conservadurismo en la sociedad que el que se puede encontrar en otros lugares de Palestina. No es una ciudad para fiestas: aunque hay cines y restaurantes en abundancia, es difícil encontrar un lugar para tomar una copa de vino o una cerveza el fin de semana.

¿No sabe qué empacar? Lee nuestra guía sobre la ropa que debes llevar cuando viajas a Medio Oriente.

Sin embargo, está relativamente bien comunicada. Hay buenas rutas de autobús entre Nablus y otras ciudades como Belén y Ramallah -el paraíso de los hipsters palestinos-, o si se está dispuesto a pagar un poco más, se puede recorrer el trayecto de 1 a 2 horas en taxi. Sin embargo, hay que tener en cuenta que el viaje se complica si se quiere visitar Jerusalén o ciudades de Israel, ya que hay que pasar por los puestos de control. Esto puede ser una experiencia desagradable y larga; no es lo ideal para una escapada o un viaje de un día, y si se viaja en taxi, las tarifas pronto empezarán a subir si se está sentado en la cola de un puesto de control durante dos horas…

Lo que nos lleva a la siguiente frustración, probablemente la más obvia: el conflicto. Parece un poco insensible etiquetar esto como una frustración para los extranjeros, teniendo en cuenta las formas inimaginables en que el conflicto impactó, y sigue impactando, en las vidas de la población local. Sin embargo, debemos insistir en la importancia de tener un conocimiento básico de la dinámica del conflicto antes de ir, para poder ser consciente de cómo puede afectar a tu experiencia y ser respetuoso con los palestinos que conozcas.

Debido a su ubicación geográfica en el corazón de los territorios de Cisjordania, Nablus se ve afectada por el conflicto con Israel de maneras únicas. Aunque los efectos del conflicto no son tan patentes como en zonas tan disputadas como Jerusalén, es inevitable y comprensible que existan tensiones, sobre todo por la existencia de asentamientos israelíes en las colinas que rodean la ciudad. Algunas partes de Naplusa también son objeto de incursiones de las Fuerzas de Defensa de Israel y la entrada a la ciudad está a veces cerrada. Es una ciudad absolutamente segura y, como extranjero, es poco probable que se vea afectado directamente, pero es algo que hay que tener en cuenta y respetar.

El conflicto también puede dificultar los viajes hacia y desde Nablus. Ya mencionamos la necesidad de pasar por los puestos de control para ir y venir de Israel, pero también conviene saber que muchos turistas y extranjeros que visitan Cisjordania pueden tener experiencias incómodas al volar por Tel Aviv. Asegurate de tener toda la documentación pertinente que puedas llevar contigo -por ejemplo, cartas de tu centro de estudios y, preferiblemente, los datos del vuelo de vuelta-. Si vas a ir a Nablus en un intercambio de idiomas a través de tu universidad, asegurate de revisar toda su orientación y de contar con su pleno apoyo.

Otras frustraciones más generales que hay que tener en cuenta son los precios para los turistas -inevitables en muchos destinos del mundo, pero a medida que mejores tu nivel de árabe, sabrás responder mejor a esto-. También el tráfico en el centro de la ciudad: si viaja por la ciudad en taxi o en coche, deje tiempo suficiente o, si es posible, camine.

Escuelas de idiomas

Instituto de Árabe para No Nativos de la Universidad de An Najah: Esta es la única institución que conocemos en Nablus que ofrece árabe para no nativos, pero sabemos por experiencia que ofrecen un buen programa. Sus grupos son reducidos y ofrecen clases de MSA y amiyya, además de clases adicionales de historia y cultura palestinas. Sus clases se imparten 100% en árabe, lo que puede desanimar a algunas personas, especialmente a los principiantes, ¡pero juramos que es la mejor manera de aprender!. También organizan excursiones para los estudiantes en Nablus y en otras ciudades de Cisjordania.

Otra ventaja de estudiar árabe en Nablus es que tenés la oportunidad de conocer a los estudiantes palestinos. An-Najah, situada en una colina con increíbles vistas sobre la ciudad, es una de las mayores universidades de Palestina con una gran y próspera población estudiantil. Es probable que hagas amigos muy rápidamente -sobre todo si sos un estudiante universitario-. También podes optar por vivir en los establecimientos para estudiantes de la universidad si queres sumergirte por completo en la comunidad. Las residencias de estudiantes son estupendas si buscás algo más económico -pero no esperes lujo-. También podes alquilar un apartamento privado.

Entonces, ¿qué diferencia a Nablus de otras ciudades de la región?

Me resisto a utilizar la palabra «auténtico» una vez más, pero la falta de influencias occidentales en Nablus significa que es realmente uno de los mejores lugares a los que se puede ir para tener una experiencia palestina genuina. No sólo es más barato vivir y más fácil explorar los sitios culturales de la ciudad en paz, sino que también significa que estás obligado a usar el árabe para desenvolverte. Es una situación que te obliga a aprenderlo todo, pero que te permitirá mejorar a un ritmo mucho más rápido.

Nablus en 3 palabras:

Belleza, tradición, kunafeh.

[Se prohíbe expresamente la reproducción total o parcial, por cualquier medio, del contenido de esta web sin autorización expresa y por escrito de El Intérprete Digital]

Emma Tveit es licenciada en árabe e historia en SOAS. Después de pasar los últimos años trabajando en el desarrollo, el servicio exterior y la investigación, Emma está ahora completando su Máster en Estudios Árabes en Georgetown, especializándose en la política de la Península Arábiga.

N.d.T.: El artículo original fue publicado por Pink Jinn el 17 de Junio de 2020.